El Contador que nos gusta

0
51
vistas

No es la primera vez que le pasa, ni la primera que lo decimos, cuando Alberto Contador se dedica a correr, a luchar, a minar el rival y sacar partido de todo lo que la carrera le ofrece, nos gusta y nos parece el corredor sobresaliente que siempre ha sido. Hace un par de semanas, cuando volvió a quedar segundo en una vuelta world Tour, en la Volta concretamente, dijimos que el nuevo Alberto Contador era un ciclista que sumaba en silencio, en los detalles, en el desgaste y en el día a día.

Contador ha ganado su cuarta Vuelta Ciclista al País Vasco, no es cifra baladí, se iguala con el mejor de la carrera, con José Antonio González Linares, ciclista que se distinguió por pequeño y buen palmarés, aunque más por la fuerza que desplegaba cada vez que montaba una bicicleta.

Como decimos Contador ha entrado en la historia de la carrera y si nos damos cuenta su triunfo, éste, tiene poco que ver con los anteriores. Sin ir más lejos, hace dos años cuando el madrileño atacaba se quedaba más solo que la una, en plan campeón, dominando y con claridad. En esta Itzulia, Contador ganó porque fue una suma de virtudes, día tras día, sin destacar en exceso en ninguno pero sacando fruto de la regularidad y el tono de madurez que te da la edad.

No pudo estar con Landa el segundo día, ni con Henao, pareció que el Team Sky le volvería a tomar la matrícula, pero siguió a lo suyo, remando y sin escatimar ataques cuando se le propuso la situación. En la jornada de Arrate, mientras Nairo se borró, nadó para atar a Henao, que acabará soñando con las cronos de la Itzulia, porque en la lucha contra el reloj el de Pinto se sabía superior, como al final demostró. En su ultima gran victoria, el Giro, Contador no pudo con Landa en ninguna subida, y con Aru lo justo, sin embargo les sacó los colores en la crono.

Este Contador nos gusta. el que habla en la carretera y no el que se enreda con palabrerío y declaraciones huecas, el que pone excusas, el habla del tiempo, del calor, de los SRM para explicar que la derrota, aunque le duela, forma parte de su día a día como el de cualquier otro.

Por cierto, lástima no haberlo apostado, pero sí, abre la puerta a no dejar el ciclismo a finales de año, algo que quienes le conocemos desde sus primeros días siempre tuvimos claro. Sus lacrimógenos seguidores le piden que siga y como el artista cuando le corean en la plaza “otra, otra, otra…” el chico de Pinto les dará el gusto. Ojalá sea porque saca equipo, aunque “ella es así”…

Imagen tomada del FB de Tinkoff

INFO

Hoteles para ciclistas en Peñíscola, Gandía,… 

Deja un comentario