Alberto Contador, prisionero de tantas cosas

2
2
vistas

Mes de noviembre. Tiempo invernizo en lo climatológico y sentimental. Bradley Wiggins, Chris Froome, Cadel Evans, Andy Schleck, Dios mediante, Joaquim Rodríguez, Vincenzo Nibali, Alejandro Valverde,… todos los grandes velan armas, reposan, toman tiempo, distancia, miden sus opciones. Sitúan en perspectiva la próxima campaña. Meditan qué harán, con el placer de la tranquilidad, la tibieza.

Esa casuística se le niega a Alberto Contador, el ciclista que está dejándose años de salud deportiva en cuestiones que no tienen que ver con el deporte, no al menos en la medida que enfrentarte a tus rivales en el asfalto. Lo que se vino cociendo todo el año acabó por explotar en estos días. Saxo Bank puede tenerlo mal para estar en el máximo peldaño. Hay cuatro aspirantes para tres plazas y a ojos de la UCI las otras tres cuentan con bendición.

Claro visto así resulta chocante. El equipo de Bjarne Rijs es hoy cien veces mejor que hace un año. Entonces tenía plaza en la punta de lanza. Hoy no. La tremenda ristra de fichajes junto a la certeza de que Alberto Contador está limpio de polvo y paja para emprender la campaña en su integridad no es suficiente en ese jeroglífico de mérito que la UCI sitúa como baremo de sus decisiones. Increíblemente el mejor situado para ganar el Tour en circunstancias normales no tiene garantizadas sus opciones de estar presente.

La medida no oculta cierta injusticia pero el sistema, aunque imperfecto, es comprendido y admitido tácitamente por todos. El problema es que hace cinco años por estas fechas cuando Astana fue vetado en el Tour Contador ya estaba en el disparadero y transcurrido este trecho, sigue ahí, en la picota.

No sé, o los tiempos se han equivocado con Alberto o éste con el tiempo que está viviendo. Pasan los años, surgen visos de solucionarse todo, y ocurre lo imprevisto. Alberto Contador cuenta, a las puertas de cumplir los treinta años, tantas desdichas que otro no sé si hubiera cerrado el libro.

De cualquiera de las maneras, el órdago es grande. Conocedor de las leyes privadas del ciclismo Contador se lo ha dicho bien clarito a los mentores del Tour, o esto se arregla a mi manera, o no contéis conmigo si me he de enterar a dos meses de la salida. Anda liado ahora anunciando relojes, pues esto es una buena crono, y me parece que individual.

La verdad, cuando vemos lanzaderas así nos cuestionamos cuánto de lo que sabemos es cierto, o se aproxima a ella. El Tour tiene la pelota en su tejado, aunque la experiencia nos dice, con meridiana caligrafía que al Tour presiones las justas. Esto como siempre se resolverá como ni siquiera imaginemos.

  • Carolina

    Si la UCI que es la que mueve los hilos de este "tinglado" del ciclismo, no da el pase al equipo de Contador… habrá que pensar que no le quiere en el Tour. Algo así, como lo que le pasa a Valverde con algunas carreras italianas.
    Vamos, que ahora mismo, es más de lo mismo que el año pasado… Tour si… tal vez… Tour no.

  • Ciertamente que Contador no lo ha tenido fácil en estos últimos años.
    La vida deportiva de un ciclista es corta, y el reloj del tiempo avanza inexorablemente.
    En todo caso, las gestas de contador ya están grabadas en el libro de la historia.
    Saludos!!