Crhis Boardman y la modernidad del ciclismo británico

0
5
vistas

Milton Keynes es una localidad del corazón de Inglaterra. Se ubica un poco más arriba de Luton, enclave famoso por acoger vuelos de bajo coste hacia Londres. Milton Keynes fue anfitriona hace pocos día de la Copa del Mundo de ciclocross en una manga que ganó el discreto belga Kevin Pauwels. A los pocos días Londres acogió otra Copa del Mundo, la de pista, en su increíble velódromo de silueta olímpica.

El ciclismo está de moda en Gran Bretaña. Es el paradigma de las dos ruedas, mientras en otros lares como España, cuesta mucho que este deporte progrese, más quizá en su lado competitivo que no ocioso y cotidiano, en las islas causa furor. Los dos eventos mentados anteriormente, júntenlos con el inicio del Tour de Francia pasado en Yorkshire, el fenómeno del Team Sky –con dos Tours británicos en la saca- y la cosecha de éxitos de los jóvenes hijos de la reina.

Todo este éxito tiene un percusor, una persona que le dio forma de gloria y modernidad hace veinte años y que aún sigue en primera línea. Hablamos de Chris Boardman, para los de mi quinta el excelente contrarrelojista que montaba como los ángeles aquella bicicleta negra de formas futuristas llamada Lotus con la que se hizo de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona y luego batiría el hoy tan de moda récord de la hora.

Hace veinte años Boardman era a los noventa lo que Thierry Marie a los ochenta, el mejor prologuista, el auténtico cazador de cronos de distancias cortas. En ese Tour, el de 1994, el inglés batió nada menos que Miguel Indurain en su senda hacia el cuarto Tour. Fue en Lille y el gigante navarro se fue más allá de los quince segundos en tan escasa distancia. Boardman, mentalizado, conocedor de cara recoveco del recorrido, voló a tal altura ese día que hizo pequeño el minuto de adelanto con el que salió  Luc Leblanc, a la postre uno del mejores de aquella edición.

Un año antes, se dio la circunstancia que Boardman había batido el registro de la hora, anteriormente en manos de Obree. Lo había hecho en Burdeos e hizo coincidir su gesta con la llegada del Tour a la ciudad del Garona. Ese día el inglés subió al podio junto maillot amarillo de Miguel Indurain, ese día Leblanc dijo, preguntado por la gesta de Boardman, que “medio pelotón del Tour podría batir el récord de la hora de si se lo propusiese”. Un año después el francés recibió su justo premio a tan vaga declaración.

Pero Boardman, veinte años después, sigue siendo protagonista del ciclismo inglés. Hace recientes fechas, y en calidad de su puesto como asesor del gobierno en material de ciclismo, Boardman acompañó a Nick Clegg, viceprimer ministro británico, en el anuncio de una inversión de 214 millones de libras para mejoras ciclistas que lleven a la gente a sus trabajos y colegios al margen de darles un entretenimiento deportivo y sano.

Las mejoras se cifran en carriles bici, pero también en infraestructuras que den seguridad al ciclista del día a día, un lujo en los tiempos que corren que un país bien amueblado en su gestión prioriza por la obvia escasez energética que nos aguarda y la salud que se deteriora si no se mueve el cuerpo. Boardman como entonces,  como hace veinte años, sigue a la vanguardia de todo esto.

Foto tomada de www.liverpoolecho.co.uk

INFO

Con la llegada del frío, conoce los tejidos de Bioracer

Iceberg 100 es un tejido elástico ligero regulador del calor con propiedades cortaviento e hidrófugas que mantiene una temperatura constante entre la piel y el tejido. El 100 significa que tiene una impermeabilidad del 100 %.

Esto convierte al Iceberg 100 en un tejido caliente y transpirable que los corredores pueden utilizar durante los recorridos invernales intensivos en condiciones frías, sin el volumen de una chaqueta de ciclismo de los tejidos de invierno comunes.

Race Proven Winter Jack

… e incluso personaliza tu propia ropa en línea 

Una manera fácil y rápida de crear ropa de ciclismo. Elige en la galería de prendas y diseños actuales. Colorea tu ropa con los mismos colores que los de tu equipo y coloca el logotipo en su posición correcta. Ve a la pantalla de consultas, introduce tus datos de contacto y un representante de Bioracer se pondrá en contacto contigo para hablar y ofrecerte un presupuesto.

Publicidad

Deja un comentario