Connect with us

Cuaderno de verano

Opinión ciclista

Cuaderno de verano

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo

Nuevamente en el redil, al margen durante que casi quince días, pero enterado desde la distancia, este periodo de baja actividad en el cuaderno de @JoanSeguidor nos dio algunas claves interesantes que de forma leve y somera no quisiéramos dejar de reflejar. Ahí van unas perlas:

  • La vertiente nómada del ciclismo sigue jugándole buenos favores. Hete aquí la London Ride y la Artic Race, dos carreras en paraísos cercanos, la capital británica y Noruega, que visten de novedad esta parte estival del calendario. La carrera inglesa se sostiene  la inevitable hegemonía que las islas quieren imponer, ya no sólo en corredores y equipos, mientras que la segunda, lleva el ciclismo a través de ASO cerca de Cabo Norte, la carrera más septentrional nunca vista y encima ganada por el corredor más adecuado al propósito: Thor Hushovd. Un consejo, si los días son perennes en esas latitudes que prueben a hacerlo en prime time para el viejo continente.
  • Mientras apreciamos la vergonzosa entrada que presenta el estadio moscovita que acoge los mundiales de atletismo, una cita que situada en año post olímpico viene empequeñecida, Barcelona fue sede de un Campeonato del Mundo de Natación que nos dejó, a quien desentendemos sobre este deporte en su totalidad, un gran sabor de boca y en ello contribuyó la factura televisiva que cubrió el evento. Dijo Ernest Riveras, ese periodista que retransmite con la misma solvencia cualquier evento deportivo –recordemos sus orígenes ciclistas- que cuando un grupo humano tiene los medios sólo puede triunfar. Esperemos que la tercermundista cobertura de la Vuelta a España de estos años tome un poco prestado del evento barcelonés, sólo así se podrá sacar el rédito que un acontecimiento como una vuelta ciclista te puede proporcionar.

Endura LDB Di17
  • La Vuelta a Polonia puso de relieve unos métodos de clasificación que desde lo lejos parecen una buena pista para el futuro. Ion Izaguirre estuvo en la puja de una carrera que debería ser norma en el futuro. Un sistema de clasificación que fue más allá de los tiempos y lo convencional, que imprimió sello de lucha y electrizó el desenlace. El propio Izaguirre puso acento sobre la tensión y nervios que rodeó la carrera. Todo esto, bien vendido y explicado podría ser un excelente reclamo del público perdido.
  • Hubo un fin de semana con varios focos ciclistas de cierta envergadura, como por ejemplo las andanzas de Izaguirre en Polonia, que lo único que nuestros medios de comunicación retrataron fue el bolo de Alberto Contador por el Gavia y Mortirolo. Nada de pedir explicaciones de la ausencia del corredor en la Vuelta a España o de su triste rendimiento en el Tour, sólo importó decir que Contador estuvo en una reunión de cicloturistas. Ese es el rigor.

  • La Vuelta Burgos dejó una buena noticia para quienes pensamos que con tesón y mucha, eterna quizá, paciencia las oportunidades deben llegar un día u otro. Aquí hablamos varias veces de Airan Fernández, un rara avis de nuestro ciclismo, criado en los peraltes y velódromos con una proyección que le dio opción en el Vini Fantini. Dicen que Purito tuvo que ver y yo me pregunto por aquella etapa que le dejó ganar en el Giro 2012 a Matteo Rabottini. Esperemos que esa suerte sonría a muchos que se han hecho acreedores de esa oportunidad que en algunos casos no sería la primera, como ocurre con Eduard Prades o Jordi Simon, por ejemplo. Es una putada pero toca buscarse la vida fuera y España tiene talento a raudales.

 

Como veis ya estamos en marcha, el descanso fue corto pero oportuno, seguimos en la pista. Sólo deciros que las cifras de visitas en julio superaron cualquier cota soñada por quien esto escribe y que incluso estos días de parón veraniego el cuaderno no dejó de suscitar visitas. Muchas gracias y adelante.

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo
Clic para comentar

Deja un comentario

Más en Opinión ciclista

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio