¿Cuál es el peor enemigo de Joaquim Rodríguez?

2
2
vistas

“No le gusta nada, no le gusta nada” me repite una persona contrariado del entorno más estrecho de Joaquim Rodríguez cuando hablaba de salir a rodar con la cabra. Así es este temperamental y carismático ciclista catalán, odia las cronos, no es un secreto, lo grita y proclama, hasta tal punto que se han convertido en su “talón de Aquiles”, las malvadas que le han privado de un gran resultado, más aún que los logrados en su ya exitosa carrera.

Territorio enemigo
En ellas, Joaquim ha perdido como mínimo varias grandes generales, como la de la Vuelta 2010, pero también otras como la de Burgos, País Vasco, Tirreno,… que no es moco de pavo. Curiosamente su ambición es desde luego proporcional a su trabajo, con salidas maratonianas por las cuestas de Andorra, “no le importa quemar ocho horas” me dicen, sin embargo con las cronos no puede. Su sangre caliente, no le permite asimilar el matiz científico que las envuelve, para él, podríamos pensar, esto no es ciclismo, y no es una percepción singularmente suya, pues el diseño de las últimas grandes vueltas, Giro & Vuelta principalmente, está en sintonía con sus pensamientos.
Este Giro por ejemplo, sí el que rueda por la extraña Dinamarca, sólo ofrece 40 kilómetros de lucha contra el crono, el prólogo de menos de ocho kilómetros, más unos 32 de Milán. Ello aderezado con una ingesta ración de montaña que no excluye ninguno de los puertos que hacen grande la leyenda de la carrera.
Entonces, ¿podríamos pensar que Joaquim lo tiene en la mano?, quizá sí, pero no tan sencillo. A la sabida aprensión por las cronos, Quim no acaba de encajar los esfuerzos de fondo como los mejores aspirantes. Por ejemplo Scarponni, quien sin ser espectacular, muestra solidez y regularidad como a Joaquim no le hemos visto. El catalán siempre tiene un día malo, o dos, o tres. A cada explosión le acompaña una implosión, como ese movimiento pendular que dicen marca el surco de nuestra vida. Veamos Flecha-Lieja sin ir más lejos en el tiempo. Recordemos otros días nublados, Cotobello, La Covatilla,… el pequeño escalador de Katusha no encadena. Luego están sus ambiciones y la medida de ellas, ¿si quiere ganar etapas se puede optar a la general? ¿se puede correr cada día como alma que lleva el diablo con la general en el horizonte?.
Esos a priori, con el mapa del Giro sobre nuestra mesa, nos parecen los enemigos definitivos del catalán quien a su favor tiene una capacidad de sufrimiento sin par, un equipo  incondicionales , que no dudó en traerle los elementos que precisaba, y un recorrido que si lo hace pensando en el día a día, como muchas veces ha hecho, le puede saber a las mil maravillas. Cambiar ahora la perspectiva de competir a diario por el tren de la general absoluta quizá sería hasta contraproducente. En todo caso vamos Purito. 
Foto tomada de www.biciciclismo.com 

Publicidad

2 COMENTARIOS

  1. Tal vez se está esperando demasiado de Joaquin Rodriguez, tal vez esos días malos que suele tener puedan con él… o tal vez no. Ya debería tener esa madurez que dan los años y que este Giro tenga menos kilometros de crono le favorezcan.Los italianos se lo van a poner dificil, es su carrera, se conocen su tierra y a la vuelta de cada curva habrá una emboscada que no se esperará.Su peor enemigo es él mismo… si puede con la presión y las piernas le acompañan, podriamos verle de rosa. ¡Ojalá así sea!!

  2. Creo que Joaquim es uno de los corredores que mejor soporta la presión, le gusta e incluso la busca. Otra cosa es que su físico le permita llegar al nivel deseado que se exige a un ganador de una vuelta de tres semanas

Deja un comentario