¿Cuál es el problema de Fabian Cancellara?

7
2
vistas

El próximo domingo, con la celebración del prestigiado E3, Fabian Cancellara volverá a poner en tela de juicio su perenne condición de favorito. El de Berna está en el disparadero. Cuánto deberá agradecerle Simon Gerrans. Desde que el suizo ganara en 2008, nadie había logrado romper la omertá del Sprint en San Remo. No obstante tal privilegio sin el mínimo sentido táctico le puede reportar más disgustos que triunfos. ¿Le reporta algo ser segundo, una vez más, en una grande del calendario?.
Su primer monumento
Cuatro años después, cual ciclo olímpico, Fabian repitió jugada con éxito rompiendo la carrera como sólo él parece en condiciones de hacerlo. De hecho ahora mismo le pertenece en exclusiva tal privilegio. Sin embargo, los resultados no acompañan al poderío, al menos en la proporción necesaria, del ahora integrante del Radio Shack, equipo donde, a diferencia del Leopard, ha encontrado más auxilio. En la Strade tuvo a Benatti y camino de San Remo a Popovich.
Desde que nos acompaña el conocimiento de este precoz talento, sus mejores triunfos han sido en solitario. Anotar prólogos y cronos varias, e incluso generales tales como Suiza y Tirreno. Luego están las clásicas y jornadas en línea, como aquella que ganó del Tour vestido de “jaune”. Para su desgracia llegar en compañía le significa descubrir que siempre hay uno más rápido que él.
Anotemos. Su primer monumento lo logró en Roubaix en solitario. Luego vendrían San Remo, con el grupo echándole el aliento, y dos nuevas clásicas –Flandes y Roubaix- del pavés hace dos años, con un océano de cómoda renta. Fuerza bruta, despliegue físico sin parangón,… Fabian es un ciclista que compite a pecho descubierto y eso en el ciclismo tiene peajes. A su tren se han sumado muchos y no siempre compañeros de equipo, como Andy Schleck en esta etapa adoquinada del Tour 10. Recordemos los Juegos Olímpicos y esa ancha autovía previa de la subida final que coronó Samuel Sánchez, el mismo ciclista que le encendió los ánimos en el Mundial de Varese por que la rueda del expreso suizo es la más codiciada, algo que también le costó caro el año pasado en Roubaix con Hushovd.
Lo dijimos con la llegada de San Remo en caliente. Llevarse a un caballo como Gerrans a rueda y arrastrarlo hasta meta fue dejarle emplatado el triunfo a los australianos. Con las citas adoquinadas cercanas, Cancellara tiene aquí quizá su mejor escenario dada su extraordinaria corpulencia y gran navegailidad en el pavés, como mejor pretexto para omitir esas llegadas que tanto le desmoralizan. Pero ojo, pavonear de poderío como hace un año, y jugar a Dios como Merckx en el Ventoux le puede joder el grueso de la campaña y para él, ya se sabe, más allá de Roubaix ha un vacío, presumiblemente hasta Lieja, sede del prólogo del Tour, y Londres, la ciudad olímpica.
Sigue habilitada la encuesta sobre la clásica que más os gusta. Flandes, Roubaix y Lieja, por este orden, se llevan la palma. 
Foto tomada de www.cyclingfans.com 

7 COMENTARIOS

  1. Creo que el gran problema de Cancellara, es él mismo. Se autoexige demasiado y es bastante benevolente. El otro día en San Remo desde que atacó Nibali en el Poggio y le siguieron él y Gerrans, no paró de tirar del grupeto sin pedir relevos. Nibali no iba a entrar a relevar porque Sagan estaba detrás y Gerrans le podía hechar una mano; así llegó desfondado a meta. Y en el pavé para mi es el claro favorito, y es al que le tiene que tener miedo, por mucho equipo que tenga Boonen o Hushovd detrás.

  2. Quizá Diego debería valorar si le sale más a cuenta acumular podios y dar triunfos en bandeja o centrarse sólo en ganar y si alguien más rápido le toma la rueda que no le dé la victoria de la forma que lo hizo con Gerrans

  3. No creo sea el caso de apartaco que sea recordado sólo por los triunfos logrados el siempre será referencia en el pelotón gracias a su poderío inigualable sobre la bici

Deja un comentario