Cuando los anglosajones nos enseñan qué es ser original

1
1
vistas

Escribo este post al ritmo del “Call me maybe”. La performance del Orica me acabó de convencer para descargar esta melodía en el Spotify que aligera las horas frente al ordenador. Sí, los canguros le han dado toque a la carrera. Protagonistas en varios pasajes de la misma, ha sabido dar en el clavo sobre lo qué necesita el ciclismo: modernidad, desparpajo, humor, buen humor,…

Esta vez el cuadro anglosajón nos ha despertado una tierna sonrisa al tiempo que nos ha invitado a explorar otras versiones, mucho más apetecibles en lo visual, que circulan por la red. Ellos hacen lo que pueden, lo hacen bien, sobretodo Neil Stephens quien aún tiene cara de más australiano que cuando era ese fenomenal ciclista en la ONCE.

Pero hay algo más. El vídeo de Orica se complementa con otro evento menos divulgado pero que deja entrever cómo los anglosajones saben sacarle partido a cualquier eventualidad que acompañe el deporte. Un hecho que tanto que hablamos de emprender en España podría hacernos tomar nota.

Hablamos del concurso de chefs de equipos. Aquí los cracks de Cobbles and Hills dan fe, pero al menos déjenme cuatro pinceladas. Es un torneo paralelo a la carrera competido por los cocineros de Saxo Bank, Garmin, BMC y Team Sky. Tienen incluso hasta un site propio donde votar.

No haremos la gracia fácil de si el chef del equipo danés cocina un chuletón irundarra pero si reparamos en la originalidad de la idea y de lo importante que son cosas así para el ciclismo, pues este deporte sigue ofreciendo un parangón de posibilidades que ahora mismo ningún otro deporte puede poner sobre la mesa. El mero hecho de ser un deporte itinerante descarta competencia posible. Lo lamentable en estos casos es que iniciativas de tal pelaje vengan de acento británico y que los chefs de Caja Rural, Movistar, Euskaltel y Andalucía no nos deleitaran con las delicatesen que sus regiones nos podrían ofrecer. Todo se andará.

1 COMENTARIO

  1. El video o performance del Orica con la canción "call me maybe" durante esta Vuelta ha tenido su "punto", si hay algo que necesitamos en los tiempos que corren; es un poco de humor.
    Lo de comer bien… también es "importante".

Deja un comentario