Cuando vean a Sven Nys, sepan que están viendo una leyenda

1
4
vistas

Si os digo que Flandes el tierra de ciclistas no os estoy diciendo nada nuevo, si os digo que el Bélgica el ciclocross es una especialidad de culto tampoco, lo mismo que si os digo que Sven Nys es el mejor especialista de la historia y una leyenda viva.

Este ciclista, nacido en Borheim (Bélgica) el día 17 de junio de 1976, es quizá uno de los más queridos y venerados que han pasado por el panorama mundial del ciclocross. Todo un Dios en un país que vive esta disciplina cual religión en esos circuitos helados y  abarrotados cada fin de semana: La excusa para juntarse, comentar la semana, ver las estrellas y beber cerveza a mansalva.

El ciclista “flanderien” comenzó su carrera en el BMX a los 8 años de edad siendo campeón nacional varias veces. Como junior decidió dejar de lado el BMX pasándose al ciclocross, una especialidad mucho más popular en Bélgica. Enseguida demostró que valía: Fue campeón nacional junior dos temporadas seguidas y como sub23 confirmó lo apuntado, anotándose dos campeonatos del mundo.

El talento del ciclista belga no pasó desapercibido. Ya elite, fue fichado por el potente equipo Rabobank para la temporada 1998-1999. Es esta primera temporada con el equipo holandés, Sven continuaba creciendo. A la victoria en la general de Superprestige belga, añadía un tercer puesto en el campeonato belga.

La siguiente temporada fue, probablemente, una de las más duras en su carrera. Todo empezaba bonito con una nueva victoria en la general de Superprestige, Copa del Mundo y en el nacional belga. Pero la vida acarrea reveses y todo se torció cuando la temporada daba sus últimos coletazos, su gran temporada le situaba como uno de los máximos favoritos para el mundial. Antes del comienzo de la carrera, se produjo una reunión en la caravana del Rabobank. La orden fue clara, el líder del equipo era el holandés Richard Grohenendal y era él quien debía de ganar el mundial, pero los dos hombres de Rabobank tenían un duro rival, el compañero belga Mario de Clerq, que no se lo iba a poner fácil.

Una vez en carrera, la realidad fue muy diferente a lo que esperaban los belgas. Nys frenaba estratégicamente a su compatriota Mario de Clerq aupando a Grohenendal hacia el título de campeón del mundo. Las críticas al ciclista flamenco por antipatriota no se hicieron esperar e incluso fue llamado por su Federación para dar explicaciones al respecto aunque el asunto tampoco fue mucho más allá.

En la siguiente temporada, una lesión en la preparación de la temporada, lastró a Sven cerrando el año sin ninguna victoria importante. En la 2002-2003, el ciclista flamenco se resarció de las dos temporadas anteriores sumando otra Copa del Mundo y Superprestigio a su palmarés. Aun así el mundial se le resistía, no lograba culminar su gran dominio que tenía sobre el resto de rivales.

La temporada del cambio de mentalidad para Nys fue la 2003-2004. Le salió un rival incómodo llamado Bart Wellens quien le quitó muchas victorias. Además de ello, tanto en el Mundial como en la Copa del Mundo, Nys fue abandonado a su suerte por sus compatriotas belgas dejando que la victoria cayese del lado holandés, concretamente en Richard Grohenendaal. El mosqueo de Nys con la situación fue sonoro y público llegando declarar abiertamente: “Esto es lo último que he hecho por el equipo belga, todos ellos pueden ir al infierno”.

La siguiente temporada, la de después de su divorcio con sus compatriotas belgas, fue la gran campaña de Nys. Su dominio fue totalmente apabullante y abrumador, el ciclista flamenco se hacía con el Grand Slam: campeonatos nacional y mundial, número uno del ranking UCI, Copa del Mundo, Superprestigio y Gazet van Antwerpen Trophy.  Algo que nunca nadie había hecho y que actualmente nadie ha vuelto a conseguir.

A punto estuvo de repetir la hazaña la siguiente temporada, pero una caída en la última vuelta del mundial echaba al traste todas sus opciones. Nys continuaba cerrando temporadas con innumerables éxitos, pero siempre se acaba resistiendo la carrera de las carreras: el Mundial. Los años pasaban y el Caníbal no acaba de hacer recondo su dominio absoluto de la especialidad en dicha prueba.

Los años siguientes no hicieron más que surgir ciclistas que le ponían las cosas realmente difíciles. Fue una lista cada vez más larga: Lars Boom, Zdenek Stybar, Niels Albert, Klaas Vantornout, Kevin Pauwels… todos ellos mucho más jóvenes que él. Pese a ello Sven Nys siempre ha sabido reinventarse y seguir siendo “el coco” de la disciplina sumando muchas victorias rebasando las 300 nada menos. La temporada pasada, el “caníbal” pudo poner por fin el broche a su carrera logrando el segundo entorchado en Louisville, el primero de ultramar. Al término de la carrera, afirmaba que su carrera deportiva por fin estaba completa.

Actualmente, la carrera de Nys se encuentra en una situación un tanto atípica aunque su calidad y estado de forma están fuera de toda duda. A principio de temporada se especuló con que esta sería su última temporada en activo, un paseo triunfal con el maillot de arcoíris corriendo donde le gustaba y sin grandes objetivos pero su fichaje por Trek para 2014 no hace más que confirmar que por lo menos le tendremos.

Si bien su dominio no es tan aplastante como antes, ha sido el único ciclista que ha sido capaz de sobrevivir a grandes estrellas que por un motivo o por otro ya no están en el mundo del ciclocross. Por todo esto y por el lujo de tener a esta leyenda viva del ciclocross mundial en activo todavía, bien podemos agradecer seguir viéndole cada fin de semana trazar filigranas por las campas de la vieja Flandes.

Por Jon Hernández

PD Hoy, os invito a conocer La Biciteca, un lugar virtual, en la red, pero de espeso clima ciclista. Libros, documentos, películas, canciones, fotografías,… todo aquí, a vuestro alcance. Echadle un  vistazo. 

1 COMENTARIO

Deja un comentario