Connect with us

¿Cumple la UCI eso de que trabaja por el bien del ciclismo?

Mundo Bicicleta

¿Cumple la UCI eso de que trabaja por el bien del ciclismo?

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo

Tiempos revueltos y complejos para la UCI. Siempre en el punto de mira, el organismo transnacional del ciclismo poco hace por salirse del foco. Lo cierto es que en ocasiones entendemos que si no lo estuvieran, la incomodidad podría adueñarse de su placed vital. Pat Mc Quaid y acólitos ejercen con la virulencia que el cargo y las inmunidades propias de un sistema fatalmente montado, les permiten. Pero veamos.

Cambrils ZC, Gran fondo

Tenemos sobre la mesa dos buenas piezas de dos no menos buenos conocedores de la realidad pintoresca del ciclismo mundial. Una de Albert Rabadan hablando de los intereses chinos en el ciclismo mundial, la segunda de Luis Román exprimiendo las peculiaridades del nuevo sistema de inventivos para que el ciclismo en pista se mantenga a flote. En ambas pinceladas podemos decir que la UCI viola y ultraja de base cada uno de los principios que dicen mover su actividad, al menos lo que por escrito constata su decálogo.

Si en la UCI mirar por el deportista y su salud es elemento fundacional, desde luego que las primeras aproximaciones al Tour de Pekín no invitan al cumplimiento de la máxima. De calidad rara y espesa inhalación, el aire de Pekín no es precisamente el más apropiado para el ciclista y sus pulmones. Claro que si en la instauración del pasaporte biológico y demás mamarrachadas, la salud es el objetivo último, no parece que en la disposición del calendario el bienestar del competidor sea prioritario.

Es más, como Albert dice en su artículo, se reconoce un fin oneroso en la realización de la carrera asiática. A través de una sociedad paralela, que entra en conflicto frontal con las organizaciones ya operativas y velando armas además frente a ASO, la “UCI encubierta”. Vamos todo vampiresco, cuanto menos, pues a través de esta carrera que hace un año no agradó a nadie se desplaza Giro de Lombardía, monumento histórico a septiembre, y se margina aún más la París-Tours, que no es monumento pero podría optar por prestigio, añada y palmarés. Pekín, China y todo aquel país no “ciclista” pero cargado de pasta que quiera entrar en el circuito por la puerta grande, no tiene más que llamar a la puerta de la sociedad paralela a la UCI.

Luego está la pista. Sé de la vehemencia de aquellos que piensan que la pista debe tener sus propios especialistas y que quienes quieran compatibilizarla con la carretera deben asumir un compromiso más allá de las grandes citas (Mundiales y Juegos). Partiendo de esa premisa, la UCI parece escudarse en un pátina progre que me parece una trampa a todas luces para la modalidad. Una cosa es que quieras arrancar un compromiso de las cada vez menos figuras de carretera que se atreven con la pista, y otra, muy diferente es que se lo pongas imposible. Con la nueva estructura competitiva, se requiere que un ciclista de ruta, que ahora entra inactivo, se mantenga operativo todo el invierno y en las tres Copas del Mundo para poder estar en el Mundial. Ello es una vuelta de tuerca más a la ruptura de esta relación, carreterros & pistards, que tan grandísimos nombres nos han dado.

En fin, tomen nota, vean lo que pasa y extraigan sus conclusiones sobre esta pregunta ¿cumple la UCI eso de que trabaja por el bien del ciclismo?.

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo
1 Comment

1 Comment

  1. Carolina

    8 de octubre, 2012 at 0:00

    Está claro que la UCI hace tiempo que sólo mira por el interes económico suyo.
    Una pregunta absurda ¿no hay alguna forma de plantarse ante este organismo que tanto daño está haciendo al ciclismo?

Deja un comentario

Más en Mundo Bicicleta

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio