Daniel Martin deja el nido

0
5
vistas

Hay ciclistas dotados de un extraño talento, de una curiosa  manera de fijar las miradas sobre ellos aunque sus formas no sean las más elegantes y su figura la más apolínea. Daniel Martin, ciclista irlandés, de estirpe de ciclistas, de los pocos que hay por aquellas latitudes, es uno de esos ciclistas. No es el más elegante, ni el más sutil, hace bien muchas cosas, pero no es el mejor en nada, al menos en apariencia, y sin embargo encandila, cae bien y la gente le aprecia.

Este corredor, de corto pero exquisito palmarés, protagoniza unos de los traspasos del año, aunque eclipsado por otros. En su proceso de renovación el Garmin de Jonathan Vaughters pierde algún estandarte. Al margen de Ryder Hesjedal, Martin se une a la normal renovación de las plantillas. Ambos han sido santo y seña en su casa, auténticos faros para este equipo que ha hecho de “Girona i  rodalies” su centro de operaciones.

El destino de Daniel Martin será el Etixx, donde se le exigirá ser dos en uno. Por un lado Martin espera ser el nuevo Michal Kwiatkowski, estar delante en las Ardenas -en comunión con Alaphilipe- y cazar etapas al vuelo. Sin tener como objetivo la omnipresencia del polaco, Martin tiene el listón alto. Kwiatko pasa a engrosar la tremenda nómina del Team Sky.

Paralelamente querrá ocupar el hueco de Rigoberto Uran, con quien cruza camino, pues el colombiano se va a la que ha sido casa del irlandés. El objetivo de sustituir a Uran es quizá más asumible, por cuanto las grandes vueltas nunca han sido una prioridad en la bitácora de Lefevere, obsesionado con las carreras del adoquin, primero, y luego las Adernas.

El irlandés es el típico corredor del que nos preguntamos cuál habría sido su suerte si las caídas, enfermedades y cosas varias no le hubieran afectado como le han afectado. Su trompazo, un año después de ganarla, en la recta final de la Lieja-Bastogne-Lieja del año pasado, es perfecto ejemplo de la mala suerte que ha perseguido a este corredor de agradecida sonrisa.

Desde entonces han sido varios los momentos en que Martin ha besado el suelo, algunas veces dejando carreras que tenía bien encaradas, como esta ultima Vuelta a España o esa Lieja que tenía a tiro.

Etapas en Tour y Vuelta, Lieja, Lombardía y Volta a Catalunya, para desgracia de Purito. Calidad sobre cantidad, carreras viejísimas en su palmarés, a sus 29 años espera añadirle más chicha, no en vano va a un equipo anotador por excelencia…

Imagen tomada de www.revistagradas.es

INFO

Bicicletas de carbono por menos de 1.500€. 

Deja un comentario