¿Deberá Wiggins devolver el dinero?

1
3
vistas

El otro domingo nos asombramos con lo que vimos. Un evento ciclista de primer orden, en una ciudad de clase mundial, con “guest stars” por la pelouse y un aforo completo desde el mismo momento de poner a la venta entradas. Una buena puesta en escena, una actuación cuasi robótica y un desenlace feliz. Todo perfecto.

Sin embargo el récord de la hora no parece estar concebido de forma tan perfecta, tan cuadrada. Si ya la descalificación de los registros de Boardman, Rominger e Indurain en los noventa, nos descoloraron, parece que esta escalada de desconcierto sigue en aumento y nada queda claro de si el registro del británico pasará o no a los anales con el inmaculado expediente que merece.

Unas horas después de los 54,5 kilómetros que Wiggns clavó en una hora, salen voces que ponen en duda la legalidad del mismo, que Wiggo usara una bici que no está claro si se comercializa es un argumento, el otro es su manillar “prêt-à-porter”, a medida e impreso 3D.

Las dudas, razonables de inicio, vienen por una persona que en algunos medios se etiqueta de coach de Alex Dowsett, pero que según el CM de Movistar es el encargado del velódromo, entendí yo, aunque luego me advirtieron que su rol era más cercano al corredor. De los técnicos de Dowsett yo no he oído palabra.

Al mismo tiempo Rohan Dennis, antepenúltimo titular del récord, dice que quiere volver a intentarlo. Todo al final muy típico de la UCI: Sí pero no, una leyenda como Wiggo para prestigiar la hora, perfecto, pero que ponga el listón tan alto que desincentive internarlo, pues no. Una vez más, medio de la zozobra el aficionado, atribulado, sin saber a quién creer y a dónde mirar. ¿Tan difícil es trazar una línea y ser tajante? Parece que no cuando en la ambigüedad está en negocio.

Publicidad

1 COMENTARIO

  1. No se a comercializado ni la trek, ni la scott ni la canyon! Todos prototipos de pista de las cabras de ruta! El manillar de Dennis tampoco se comercializa!

Deja un comentario