Connect with us

BMC fue el equipo de “los balones de oro”

BMC JoanSeguidor

Opinión ciclista

BMC fue el equipo de “los balones de oro”

BMC fue el equipo de “los balones de oro”

Tiempo de lectura:1 Minuto

Se extrañará el bianconero del BMC por los pelotones

El cierre del BMC estaba muy ligado a la historia de su creador y cuando éste nos dejó la pasada primavera, todos supimos que el equipo entraba en la cuenta atrás

Y no ha sido pecata minuta el paso del BMC por el pelotón.

Si un equipo ha aunado calidad, talento, brillo, juventud y talonario ha sido el BMC

Igual que han conseguido registros importantes, como el trabajar en ser una perfecta y engrasada maquinaria en la crono por equipos, algo que, los que entienden, aseguran que no sólo se basa en grandes nombres y sí en un trabajo minucioso y casi de orfebre.

El nuevo año trae la cara renovada del BMC que sigue son su nombre basado en sigas y se va a CCC.

Un cambio en apariencia y también en esencia, porque este equipo lo han pisado muchas estrellas, muchas más de las que tendrá la versión “polaca” del equipo de raíz suiza.

Si miramos atrás en BMC Philippe Gilbert se coronó campeón del mundo en Valkenburg.

Si seguimos pasaremos por la medalla de oro de Greg Van Avermaet en Río de Janeiro, un año antes de ser ganador en Roubaix.

 

La suerte que trabajó Van Avermaet

Si proseguimos tenemos los mundiales de contrarreloj, con auténticos especialistas com Rohan Dennis o Tejay Van Garderen, pero también ciclistas que todo lo hacían o lo hicieron bien como Quinziato o Daniel Oss.

La crono fue el terreno predilecto, y Dennis les dio el último gran triunfo: el mundial de Innsbruck en una actuación perfecta.

Porque BMC ha sido el equipo de los campeones de algo, de los juegos o del mundo.

Ahí estuvo el triste final de Samuel Sánchez, pero también el paso de Thor Hushovd, Alessandro Ballan e incluso Cadel Evans.

El australiano que para siempre será lo mejor que tuvo la casa.

La obsesión por el peso de la Émonda by Trek…  

Ganador del Tour de 2011, ese que se llevó fruto del tesón de nos desfallecer nunca y creer en sí mucho más que otros que parecían mejores.

Se va BMC y no es por supuesto una buena noticia para el ciclismo.

Es quizá el síntoma de un cambio de ciclo, por ser el último equipo que sobrevivió a la apuesta personal e inequívoca de una persona, Andy Rihs.

Hoy, en estos días en los que las decisiones corren de la mano de grandes equipos de marketing y estrategas en social media.

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Opinión ciclista

Patrocinado

Inicio