Dicen que esta Vuelta ha recuperado la honorabilidad del ciclismo

3
3
vistas

En su cuadratura del círculo, el ciclismo sigue indeciso trabajando su porvenir. Recién acabada la Vuelta a España todo son euforias. Pero no se engañen, son modas, pasajes efímeros. Emulando a la bolsa, la prima, de riesgo digo, la cosa sube y baja a ritmo de vértigo.

Entretanto nos quedamos con pasajes. Palabras sueltas. Titulares al unísono. Hablan de la “mejor Vuelta de la historia”. Ello son palabras mayores por cuanto quien lo relata así posiblemente no haya visto ninguna más allá del año setenta y posiblemente los que lleven treinta años en esto le resulte indigerible tal afirmación, aflorando en la memoria aquella de 1983, memorable  por todo, por los Lagos, por Soria, por Avila, pero también por Hinault, por Lejarreta, por Gorospe, Belda y cía. Incluso aquella edición vio el piloto rojo de la señal televisiva live por primera vez.

Conviene saborear los momentos dulces, cuando además llegan desde sabores tan agrios y enraizados en los últimos años. Disfrutemos esta macedonia de éxito y pasión que ha vestido el maillot rojo que Alberto Contador en Recoletos con Alcalá, que pudo haber sido portado con idéntica justicia por Valverde y Purito.

Es tan el elemento ciclístico que ha calado este país que la muy futbolera columna de Joan Golobart en La Vanguardia de los sábados se titula “Deportistas con mayúsculas” con Purito y Contador sacudiéndose la mano en una salida. Uno de verde, el otro de rojo, los dos ciclistas abundan en los retratos gráficos de nuestra prensa. Reflexiona Golobart que “estoy seguro de que compartir amistad con Purito tiene que ser todo un lujo”. Lo dice así por que el catalán “nos ha dado una gran lección, además de haceros disfrutar con un deporte del que muchas veces sólo (nos) interesa su parte negativa”.

El “nos” no lo cifra textualmente pero lo incluyo por que dudo mucho que el autor nunca se haya sentido interesado por las mierdas de este ciclismo que hoy pone como ejemplo de fair play y notabilidad personal. Es lo que tiene el circo. Te alumbran y todo crece exponencialmente, te desenfocan y caes en la miseria. No perdamos el norte. Estamos donde cuatro semanas antes, incluso donde hace dos, cuando sacaron más cascabeles sobre Armstrong. Conviviremos con ello, qué nos queda sino.

Publicidad

3 COMENTARIOS

  1. Anda…..saquemos del cajón todo el optimismo y disfrutemos del momento. "Carpe Diem" y disfruta del momento. No se te olvide que el ser humano tiene la memoria corta. Pero eso no quiere decir que lo que hayamos vivido no tiene merito.
    Llamadme raro, pero junto con la imagen de Jalabert, saliendo de la niebla para ganar en Lagos (allá por el 94), siempre va a quedar esos brazos levantados de Alberto Contador en Fuente Dé. No sé, son imágenes que no podré olvidar de mi cabeza…..

  2. El éxito del ciclismo es efimero, dentro de un par de semanas ( por no decir menos), sólo [email protected] pocos nos acordaremos de esta Vuelta y de quién la ganó o quién la pudo ganar.
    Y crucemos los dedos, porque pasado unos días no salga ningún ciclista con cosas extrañas en sus análisis y enturbie la que ha sido la "mejor Vuelta de la historia".

  3. Cuándo las cosas van bien y los nuestros copan los primeros puestos de las generales es muy fácil subirse al carro y poner al ciclismo en lo más alto, pero desgraciadamente eso dura poco. Para mí fue una Vuelta bonita y muy disputada; junto a la de 2005 de Heras(ahora en el palamarés de Menchov) fueron las dos mejores que he visto.

Deja un comentario