Los muy grandes ganan el Tour tras hacerlo en la Dauphiné

2
5
vistas

Aunque sea una ciencia no exacta, la teoría dice que la Dauphiné suele ser una buena pista de cara al Tour de Francia, de hecho se comenta que la Dauphiné Libéré es un “mini Tour”. Los años de historia compartida entre las dos carreras, que son más de 60, dictan que son más bien pocos los que han firmado un doblete, por otro lado muy prestigioso. Tanto, que el elenco con las dos carreras en la misma temporada responde a un selecto grupo de campeones, un palmarés de ensueño: Lance Armstrong –si se nos permite incluir-, Miguel Indurain, Bernard Hinault, Bernard Thévénet, Luis Ocaña, Eddy Merckx, Jacques Anquetil y Loison Bobet. La práctica incluye a los dos ultimos ganadores: Chris Froome y Brad Wiggins.

Antes por eso fueron esos ocho ciclistas de perfil alto, con dos o más Tours en su bagaje, a excepción de Ocaña, con excelentes prestaciones en la montaña, pero hábiles croners, cuando no inmejorables. Ocho ciclistas y diez coincidencias. Lance Armstrong hizo de la Dauphiné su auténtico banco de pruebas, y no precisamente con gaseosa. A un mes escaso del Tour el tejano comprendió que lo que pasara en la vuelta por etapas posiblemente más cotizada tras las tres grandes resultaría esclarecedor de su suerte en el Tour. Así lo hizo en dos ocasiones, de forma consecutiva además, en 2002 y 2003. En algunas ocasiones forzando hasta lo recomendado, como en 2003 cuando Iban Mayo le propuso un duelo que el americano no rehuyó, al punto que en el Tour se le vio exento de esa chispa tan suya. Entre Suiza y Dauphiné, el americano siempre prefirió la vía francesa, quizá por gozar de un privilegio único: compartir parajes y puertos con el Tour. Sin ir más lejos en la presente edición ambas pruebas compartirán el Ventoux, puerto erigido en clave de la “Grande Boucle”.

Otro que ha repetido triunfo en dos ocasiones fue Bernard Hinault. Lo hizo un par de veces, en los años 1979 y 1981. El francés acumuló en el primer año cuatro etapas y la general de la Dauphiné para luego sumarle el triunfo absoluto y siete parciales en el Tour. Dos años después, Hinault repitió jugada casi idéntica. En 1995 Miguel Indurain conseguía apropiarse de tan singular logro. El año de su quinto Tour, el navarro sacrificó el Giro de Italia, donde un año antes había sido derrotado por Berzin y Pantani, por atar un camino más cómodo hacia el Tour, en el que también se llevó por delante la otrora prestigiosa Midi Libre. Saltando de década, debemos remontarnos hacia Bernard Thévenet, ganador en 1975 de ambas pruebas. Antes lo habían logrado Luis Ocaña en 1973, Eddy Merckx en 1971, Jacques Anquetil en 1963 y Loison Bobet en 1955.

Dos ediciones resultan especialmente significativas de que lo que ocurra en la Dauphiné no debe extrapolarse al Tour. Ambas tienen además a dos protagonistas españoles. En 1996 Miguel Indurain firmaba en la prueba alpina una victoria extraordinaria, de las mejores que se le recuerdan. Ganó con autoridad la crono individual y se mostró insultante en montaña, ganando incluso una etapa, algo poco usual en él. Un estado de forma rotundo, acompañado de su aureola de quíntuple ganador del Tour, le alzaba con exclusivo favorito para la grande gala. Aquella edición partió de los Países Bajos, una semana de lluvia y frío inéditos en Francia y en julio pasaron factura al mejor ciclista español de la historia que ya en los Alpes cedía para declinar toda opción en los Pirineos. Un caso más reciente fue el que aconteció con Iban Mayo. En 2004 el ciclista nato en Igorre marcó una carrera antológica, con una cronoescalada al Mont Ventoux que entra entre los mayores revolcones que se le recuerdan a Lance Armstrong en plenitud. Luego en la primera semana del Tour se dejaba toda suerte en un adoquinado polvoriento del norte de Francia.
Entre las curiosidades que encontramos hurgando entre estos más de 60 años de historia común entre dos carreras íntimamente vinculadas por su proximidad de fechas y escenarios comunes, destacan dos corredores, ambos con un sino muy similar: frecuentar podios para recoger premios secundarios, rara vez como ganadores. En las últimas ediciones tomamos nota de la segunda plaza firmada por Cadel Evans tanto en la Dauphiné como en Tour. Años antes, tenemos a Raymond Poulidor, el corredor con más podios en ambas carreras coincidiendo el año. El llamado “eterno segundón” logró ganar la Dauphiné en dos ocasiones, en 1966 y 1969. En esos años acabó tercero el Tour. En 1962 fue tercero en ambas carreras y 1965 y en 1974 segundo en las dos. Un par de ciclistas cuyas similitudes salvados los tiempos y sus diferencias parecen más que evidentes. Dos ciclistas en definitiva que acentúan esa sintonía existente entre dos grandes pruebas.

INFO

Fantasy Critérium du Dauphiné al menos 2.000 Euros de premio

Con Nairo Quintana vistiendo el último jersey rosa, el primer gran evento de ciclismo del 2014 ha llegado a su fin. Los fanáticos del ciclismo no tendrán que esperar mucho para el próximo gran espectáculo: el sábado 5 de julio el Tour de France comenzará en Leeds. Las preparaciones para La Grande Boucle comenzarán con el Critérium du Dauphiné y una semana más tarde el Tour de Suisse.

Para prepararse para la porra del Tour de France, Zweeler organiza laporra del Critérium du Dauphiné y la porra del Tour du Suisse. En el Dauphiné vemos a Chris Froome, Alberto Contador y Vincenzo Nibali en la lista inicial, y en el Tour de Suisse encontramos a Peter Sagan, Fabian Cancellara, Mark Cavendish, Roman Kreuziger, Rui Costa y Bauke Mollema en la línea de salida. Como siempre, una excelente formación en ambas carreras y una buena oportunidad para que los corredores pongan a prueba sus habilidades.

El costo para ambos juegos es de 5 euros por equipo y para crear un equipo necesitas elegir 15 corredores y 5 substitutos. Estos substitutos se unirán al juego cuando uno de tus 15 corredores ya no comience la carrera. Estos substitutos son muy importantes, así que debes elegirlos con cuidado. Estos corredores pueden ganar puntos terminando en cada etapa dentro de los 15 mejores puestos. También tendrás que predecir el ganador de la clasificación general y el ganador de los puntos jersey.

Para ambos juegos comenzamos con 2.000 euros de premio con un primer premio de 200 euros. En cada etapa tenemos 105 euros de premio y si juegas con amigos o familiares en una subliga también pueden ganar un premio conjunto.

¡Haz clic aquí para registrarte lo antes posible!

2 COMENTARIOS

  1. Muy buen artículo Iván, gran información de lo que son estas dos carreras por tierras francesas y de quienes han tenido el privilegio de ganar ambas carreras. Tarea nada fácil y sólo conseguido por un reducido grupo de buenos ciclistas.Wiggins se exprimió a tope en el prólogo de ayer y se quedó a un segundo del que la ganó, un chaval de 21 años. Es fácil decir que se van ganar las dos, debe estár muy convencido de su preparación ó como tu dices es algo egocéntrico.La carretera pone a cada uno en su sitio.

  2. Pues para mí, Wiggins es principal candidato a ganar el Tour. Es muy bueno en la lucha contra el crono, se defiende basatante bien en la montaña y tiene un equipo muy potente, que tendrán que repatirse para Cavs y para él:

Deja un comentario