¿Dónde está Juanjo Cobo?

3
8
vistas

Admito que recientemente manoseo las cabeceras con interrogantes, y que quizá éstas sigan surgiendo, pero hay hechos que causan incredulidad a este servidor. Esto es el mundo, el deporte, el ciclismo. Una concatenación de dudas, no existenciales por que esto no es trascendente para nuestra vida, que en el caso que nos ocupa, no tiene nunca tope.

Lejos del calor del público
Desde hace tiempo me pregunto qué es de Juan José Cobo Acebo. Seamos sinceros, cuando le vimos ganar la Vuelta de aquella manera, quien más quien menos alimentó teorías personales poco divulgadas, pero que emanaban sorpresa ante tal rendimiento. De estas lides, luego le llegaron las dificultades de encontrar el equipo, hasta que el nivel de asfixia en cuestión de ofertas llevó a Eusebio Unzue a materializar una que suponemos muy por debajo de lo que merece el caché de un ganador de Vuelta.
Con Movistar tuvo una presentación por todo lo alto. Suyo era el rostro del éxito vestido de azul en compañía de Alejandro Valverde, de quien hace semanas poco o nada sabemos, en concreto desde su desastrosa campaña en las Ardenas. Cobo ha tenido desde entonces un calendario de auténtico consagrado. Una leyenda de carreras seleccionadas con mimo y separadas por semanas de descanso, entendemos que en su casa, que habla muy poco de la proyección de una de las figuras de este deporte.
Entroncando con nuestro post de ayer, no consideramos de recibo que uno de los mejores ciclistas de la temporada pasada no haya hecho acto de presencia en podio alguno ni haya ofrecido gesto digno de mencionar. Con la misma vehemencia que hablamos de Andy Schleck, ampliamos aquí nuestro parecer. 
Hasta mediados de abril sólo tomó parte en tres carreras. Luego no concluyó la Vuelta a Madrid. Su única prueba por etapas completa ha sido Romandia en la sexagésima plaza, lejos, muy lejos del inglés que derrotó en la Vuelta, Brad Wiggins. Ahora anda en la Dauphiné Libéré. El CQ Ranking es elocuente. Como siempre los números cantan. Cobo finalizó el año 2011 en el puesto 26 y ahora navega más allá del 1500. Un poco más lejos, el mar Muerto.
Con estos mimbres Cobo volverá al Tour en tres semanas. No se le ve por Francia desde aquella salida por peteneras hace cuatro años, con el positivo de Riccardo Ricco. Aún resuenan su actuación a dúo con Leonardo Piepoli en Hautacam. Una explosión en toda regla que cayó en el vacío que no acertamos a encontrarle parangón, a excepción del Angliru el año pasado.  
Sin enjuiciar a Cobo, es obvio que esa confianza que todos proclaman pero pocos cultivan es clave para ciclistas que en su caso presentan lagunas y dudas. Esa confianza creemos se granjea a diario, más allá de las actuaciones estelares y por ello, y en conciencia del público que aún sigue con interés este deporte, creo que es necesario enjuagar ciertas mentalidades y reformular esos calendarios metidos en cintura que sitúan a los primeros espadas en nivel de segunda actividad.

Publicidad

3 COMENTARIOS

  1. Tienes razón Iván… ¿Donde andas las "figuras" del Movistar?. Están dando la cara otros, mientras ellos son "mimaos", imagino que para darlo todo en el Tour.¿Pero no van a ser muchos lideres para la ronda francesa ó es que Cobo no se entiende con los del equipo azul?Las dudas enturbian el ciclismo… como siempre digo: me da mucha pena que sea así.

  2. el plan para Cobo es Tour y Vuelta, y es un tipo de corredor que necesita mas el descanso que el coger ritmo… mira en que fechas compitio el año pasado y veras que son similares…

  3. Yo opino que no es ni medio normal ganar la vuela a España con un palmarés tan pobre como el de Juanjo Cobo, y más de la manera que la ganó, arrasando en la montaña. Y más teniendo en cuenta que dos meses antes estaba pensando en dejar la bici. Sinceramente, este tipo de ciclistas me sobran. Siento ser tan duro, pero lo que no es normal, no es normal.Lo mismo opino del que fue su rival, Froome. Aunque este al menos es más joven y puede ser que fuera su explosión como ciclista.

Deja un comentario