Connect with us

DT Swiss ERC 1100: La bicicleta se viste por los pies

Mundo Bicicleta

DT Swiss ERC 1100: La bicicleta se viste por los pies

DT Swiss ERC 1100: La bicicleta se viste por los pies

Cruz – LEadboard2 Post
Tiempo de lectura:3 Minutos

Las ERC 1100 DT Swiss están en medio de todo y un topónimo “Roubaix” define su versatilidad

En la familia de las ruedas de DT Swiss hay una evolución, un línea familiar, cuyas siglas ya marcan el uso.

Empezamos por debajo, las ARC, son las “aero”, las llantas de DT Swiss para rodar como los ángeles y volar sin poner el neumático sobre el asfalto.

Son las más estrechas.

Vienen luego las PRC, las DT Swiss polivalentes, con montajes de hasta 28, aluminio o carbono, el abanico se abre.

En el extremo, permitidnos irnos a la cuarta línea, tope de gamma, gravel extremo. Las CRC, aptas para todos los terrenos.

Castelli-LDB2

 

Las DT Swiss ERC 1100, el tercer escalón

Y tenemos las ERC, las endurance, o gran fondo, lo que prefiráis. Son para rodar y rodar.

Entre los trabajadores de DT Swiss, las llaman sus “Roubaix”, llantas para terrenos variados, con prestaciones que ahora veremos, pero que podéis suponer que no quedan lejos de los paladares más finos.

Y así abrimos la caja, dos piezas de orfebrería entre nuestras manos.

Un juego que ronda los 2.200 euros, canela fina.

Dani las monta y las compara ante otra máquina con llantas de la misma marca. Unas aero, otras para gravel.

Montamos un neumático de 40, aunque la franja, por debajo permite a partir de 29.

Es una llanta de carbono de acabados estéticamente perfectos y prestaciones elevadas.

Trazamos el radio con los dedos, haciendo pinza.

Rápido vemos los cambios de perfil, primer ocónico, por el centro plano y finalmente cónico para que encaje perfectamente en la llanta.

DT Swiss ERC 1100 radios JoanSeguidor

Un singularidad que pasa desapercibida, pero que se traslada a la experiencia del ciclista: cruje menos, se muestra más rígida y aguanta mejor las cargas.

Es decir, primera impresión, las DT ERC 1100 mejoran, con mucho, nuestra bicicleta.

El buje es de rodamiento cerámico.

Sobre el papel significa menos calenturas para la rueda, lo que le permite trabajar mejor, ofrecer más reactividad y mayor vida al producto.

El ancho de la llanta es de 47, muy correcto.

En carretera, los días de viento lateral se compensa con un perfil no tan ancho.

De esta manera, lo uno por lo otro, y la vibración se reduce, aunque se note algo.

Las DT Swsiss ERC 1100 sobre el terreno

Y salimos con ellas.

Tres superficies marcan los límites y para cada una de ellas, prestaciones muy concretas.

En carretera pasamos por llano, subidas y descenso. Aquí el adjetivo es reactivo, una rueda que te tiene despierto, concentrado.

No es conducir por una autopista, ni aburrido.

Devora kilómetros con facilidad.

En pista se muestra rígida, pero manejable. Permite combinar superficies sin notar en exceso la dureza, de asfalto roto a camino, y viceversa.

La rueda trabaja bien y ello no parece ir en detrimento de su ciclo de vida.

Se le puede meter caña.

Y prueba de la exigencia, tomamos el terreno más extremo.

Buscamos un single track e incluso trialera con alguna raíz seca a la vista.

La frenada es efectiva, y nada estridente. No hace ruido, transmite seguridad.

El carbono en su máxima expresión, peso controlado y prestaciones amplias.

Las DT Swiss ERC 1100 nos abre en canal el entorno, sin discriminar superficies. Es coger el mapa y elegir donde ir. Limitaciones, las justas.

Un juego para usuarios gourmet que saben que la bicicleta empieza por debajo, que se viste por los pies.

DT Swiss cuenta con un amplio repertorio de tiendas y tarda una semana, máximo, en servirlas.

 

Continuar leyendo
Te puede interesar...
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Mundo Bicicleta

Inicio