Connect with us

La suerte de ver a Van Aert con Van der Poel

Wout Van Aert Van der Poel JoanSeguidor

Wout Van Aert

La suerte de ver a Van Aert con Van der Poel

La suerte de ver a Van Aert con Van der Poel

Berria 2020 -gif

El duelo latente entre Van Aert y Van der Poel emerge en cada subida de apuesta que hace cada uno

El otro día, alrededor de las actuaciones de Van Vleuten en el Giro rosa, nuestro compañero Saúl Miguel nos sacó de todo morbo sobre si podría ser una mujer compitiendo entre hombres para llevarnos a la realidad de los hechos y las sensaciones.

Tenemos la suerte de presenciar en directo, aquí y ahora una ciclista única, que es un espectáculo, un privilegio, una gozada para los sentidos «ciclistas», una corredora que se equipara con Matthieu Van der Poel como lo más espectacular que podemos ver ahora mismo en una carrera ciclista.

Y es cierto, a veces perdemos el tiempo en el paisaje, y obviamos detalles que son para enmarcar.

DT-Swiss 2019

 

Ocurre que en este ciclismo de 2019, el del aterrizaje de Evenepoel, la progresión de Bernal, el talento de Pogacar, una enmienda total al sistema y los actores del mismo, vemos un par de chavalitos que se hicieron conocidos llevando al extremo sus duelos en ciclocross que triunfan, y de qué manera, en carretera.

¿Qué pasa con estos jóvenes?

Y son historias que nos gusta leer y presenciar, más allá de sus sus actuaciones son metafísicas o irreales, más allá de la eterna sospecha, vemos que Wout Van Aert y Matthieu Van der Poel han conseguido que ya no veamos el invierno igual.

Porque ahora cuando sintonicemos un ciclocross en una campa cualquiera, por un terreno helado y un frío cayendo a plomo, podremos ver en la parrilla de salida dos ciclistas que han marcado época y extendido su dominio al estío, en esos meses que parecen fuera de toda natura para ellos.

Suunto 5 –  Summer img1

 

La victoria de Wout Van Aert retrata, al margen de la decepción máxima de Elia Viviani, el trabajo bien hecho y las ganas por salir constantemente de la zona de confort.

Este chico, que se fue de muy mala manera de su anterior equipo para recalar en el Jumbo donde ahora triunfa, es trabajo elevado a la máxima expresión.

«No te confundas Ibán, Van Aert es muy bueno -me decían hace poco- es muy currante y admirable, pero Van der Poel es otra cosa, es magia, algo único».

La frase que es de esta primavera tiene toda su vigencia, porque sólo hay que verlo, pero ese alumno que saca excelente porque ha puesto codos y trabajado merece si cabe más elogio.

Porque Wout Van Aert es un corredor hecho a sí mismo, con la ciencia y técnica que queráis detrás, pero un ciclista con una capacidad mental que en competición no le hace peligroso, le hace letal.

Cruz SQR

 

Recuerdo la primera del año pasado, cábalas de gente diciendo que su debut sería un aterrizaje suave, que si… pero no contento con ello, arma la fuga buena de la Strade y ruteros de postín como Benoot y Bardet saben de él.

Desde entonces Van Aert no ha parado de crecer, incluso en circunstancias poco sencillas, porque su primavera, que nos pareció extraordinaria, quedó eclipsada por el show de Van der Poel en la Amstel, una de esas carreras que salieron en noticiaros generalistas.

Vete de vacaciones con tu bicicleta pero sin cargar con ella

Van der Poel logró que se hablara de ciclismo en televisiones que sólo se acuerdan de él cuando hay dopaje o «azafatos» en el podio.

Ese desenlace era difícil de superar, pero Van Aert calló, siguió trabajando, preparó el Tour, previo paso por Dauphiné, y pam: etapa ganada al sprint sobre Viviani, Ewan, Matthews y Sagan.

Es un golpe, una declaración de intenciones, una tarjeta de visita que pone: «Wout Van Aert, el corredor que nunca se rinde».

SQR – GORE
SQR-Gore2

 

Y ojo porque el flaco belga del Jumbo va a por más, la crono de Pau, que viendo el desarrollo de la prueba del Dauphiné, también entra en su radar.

La foto de Van Aert con el abuelo Poulidor es un emblema, un titular que mira al nieto y le recuerda que su campo de batalla se ha ampliado, que no son las campiñas flamencas un domingo de diciembre, no, es cuaquier terreno y escenario.

Esto mientras el neerlandés trabaja para Tokio 2020 sobre ruedas gordas.

Ya sabes de las rebajas de Santa Fixie 

La historia es hilarante, tiene varios teatros, todos al mismo tiempo, todos con los mismos sobre el escenario.

Van Aert y Van der Poel son la historia que está sucediendo y que, como dijo Saúl, tenemos la suerte de ver en directo.

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook

Lo más popular

Categorías

Más en Wout Van Aert

Inicio