Connect with us

El año en cámara rápida de Egan Bernat

Tour - Egan Bernal JoanSeguidor

Ciclistas

El año en cámara rápida de Egan Bernat

El año en cámara rápida de Egan Bernat

Castelli_AGO-2-TOT
Tiempo de lectura:1 Minuto

 

Hace menos de doce meses Egan Bernal no había ni ganado el Tour del Porvenir

  

Hay ciclistas y ciclistas y Egan Bernal no es uno más.

Cuando el joven colombiano cayó con Mikel Landa en Donosti, se puso un renglón más a una historia que sólo él podrá contar.

Una historia de vértigo, salpicada de calidad ciclista, de trabajo ímprobo y dosis de dramatismo.

Egan Bernal, cual ave fénix

Quien haya visto sólo el Tour de Francia, quien se quede sólo con lo que el joven colombiano dio esos días en Francia tendría una pieza incompleta de un serial entero.

Un serial que tiene subidas y bajadas, como una jornada reina en los Alpes, que podrían desbordar las mentalidades más afinadas.

Todo empezó en Francia cuando Bernal gana el Avenir como López, Nairo y Chaves, como si fuera el pasaporte necesario para dar el salto a algo más.

Ya el Team Sky tenía atado ese talento, como algún otro corredor que disputó a Bernal aquel Tour del Avenir, dibujando como trabaja este equipo.

Bernal sumó el Avenir a una colección de actuaciones que ya evidenciaban una imparable progresión, un incipiente salto que se hizo efectivo ya desde el Tour Down Under, entrando al trapo contra Richie Porte y Daryl Impey.

Y desde entonces, en el World Tour, en cada carrera que Egan Bernal ha pisado, ha dejado su sello.

 

Un sello que en Volta a Catalunya tuvo dos caras.

Primero emparedado, sin rubor ni complejo, entre Nairo y Valverde y luego en el suelo, roto, por una caída en la bajada de Montjuíc.

La caída de la Volta fue un golpe tremendo, verlo ahí quieto, inmóvil, nos encogió por dentro, pero más nos impresionó como se recompuso y arrasó en California, la previa de lo que daría en el Tour de Francia.

Fue tal la madurez que mostró Bernal en la mejor carrera que ha sido clave en la defensa de los líderes del Sky en su sector Tour en siete años.

Pero la alegría en la casa de Bernal parece durar poco y cuando posiblemente se disponía a afilar las armas en San Sebastián, volvió al suelo, recordando esas imágenes de Montjuïc: en el suelo, inmóvil con una avería de las gordas.

No sé si Egan Bernal volverá a ponerse un dorsal de aquí a final de año, creo que él ha cumplido no, ha superado mucho toda expectativa, otra cosa sería quedarnos sólo con los momentos de éxito y brillantez.

Porque esas dos caídas explican también a Egan Bernal y la profundidad de lo vivido esta campaña.

No son tan importantes los buenos momentos, como demostrar que se puede salir de los malos.

INFO

El kit del Team Sky by Castelli en un click

Castelli_AGO-1-TOT
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Ciclistas

Patrocinado

Inicio