El abuso del ciclista vende

2
49
vistas

Cuando el frío te adorada, te acobardas. Tu cuerpo se encoge, se adormece mecido por la nieve, el viento, la humedad,… tus manos se vuelven inútiles, las piernas tontas, el cerebro patina y sólo el esfuerzo extremo de mantiene vivo, con cierto tino y calor ante la agresión del clima. El frío es uno de los grandes enemigos del ciclista, yo diría que del deportista en general. Los hay que sin duda lo pasan mejor, y hacen de ello una ventaja, pero estas condiciones dejan una factura invisible en el cuerpo, algo que no te perjudica al momento, pero que tarde o temprano sale a flote.

El domingo pasado a Nairo Quintana sólo le faltaron un par de palos para parecer un esquiador de fondo. Mientras una alfombra fina, pero creciente, de nieve se disponía bajo los tubulares del colombiano que mueve desarrollos bestiales sin escorzar su pequeño cuerpo, a muchos les quedaba aún un buen trecho para llegar a la cima del Terminillo. Por ejemplo, desde que Nairo cruzó el arco hasta que lo hizo Sam Bennet pasó media hora larga. Treinta minutos en los que la tempestad se envalentonó.

En www.biciciclismo.com recogen las impresiones de Fabian Cancellara, Filippo Pozzato y Fran Ventoso y todas apuntan  a la misma dirección: “Si se pone a nevar de esa manera, suspendes y listos”. Parece sencilla, incluso hasta coherente la decisión, pero no lo es tanto. La organización, con un no escondido ánimo de lucro, intenta asumir sus compromisos hasta las últimas consecuencias.

En lo que otro deporte es motivo casi automático de suspensión, en ciclismo se trata de apurar hasta la última opción porque el destino que paga por tener la caravana no entiende de mal tiempo o de nieve. Sólo si ve acabar el mundo puede entrar en razón. Además, así como otras veces pareció que la nevada se pudo evitar y no se hizo, la llegada del Terminillo la misma les pilló al final de etapa y no pareció tan previsible.

7
Imagen de @RobayoColombia

A todos esos que dicen que el ciclismo es épica, y sufrir, sí es verdad pero ¿me podéis decir cuál es el límite?” apuntó Ventoso, con razón, pues él es uno de los que debió sufrir los copos como cantos, sin embargo, esta foto que recoge las portadas de Nairo en medio del vendaval muestran lo que muchos esperan del ciclismo y lo que mucho que éste vende cuando le pones en circunstancias extremas. Igual que vemos a pirados que un día se quemarán la cara en El Hormiguero en pos de la audiencia, al deportista gusta ponerle en aprietos por el bien del share.

La Tirreno de 2015 quedará en la retina por esta etapa, como quedó la San Remo de hace dos años por la nevada que les cayó antes del Turchino o la jornada del Stelvio del Giro 2014 por las tremendas condiciones del descenso. Es triste, es lamentable para el profesional, pero la baraja se reparte así y las portadas de una mancha azul con el símbolo de Movistar en medio de una cortina de copos vende, y mucho, y aunque muchos se sigan escandalizando ante los excesos del deporte profesional, seguirán buscando en él lo que su cotidianidad no les ofrece.

Imagen tomada de Facebook de Tirreno- Adriático

INFO 

dibujo4.bmp

Orbea comenzó haciendo armas en Eibar hace 175 años. Con el tiempo fabricó también carritos de niño y finalmente bicicletas, a partir de 1930. Desde entonces, su actividad se ha centrado en la fabricación de bicicletas, a lo que en la última década se le han unido cascos, ropa ciclista, mochilas, al margen de numerosos eventos en los que tratan de estar lo más cerca posible del apasionado ciclista.

Con motivo de esas 175 primaveras, y si Orbea te ha acompañado alguna vez en tu vida, puedes ponerte en contacto con ellos y enviarles alguna foto o contarles alguna historia. Es pieza puede completar la historia de Orbea y tú, formar parte de ella.

Hazlo en el [email protected]

Publicidad

2 COMENTARIOS

  1. Buen artículo no lo habia visto por ese lado. En la carrera del Stelvio que menciona Julián Arredondo conto que en la subida fue segundo y por culpa del clima extremo casí se retira y cuando termino la bajada vió el carro que lo eliminan, le toco calentarse con un té caliente para seguir en carrera. Pensaba que la tecnología avanzada hacia ropa para esos climas y los deportistas lo sentian poco.

Deja un comentario