El amor por la bicicleta

0
4
vistas

Nunca me ha gustado el día de San Valentín, me parece otra incursión soez y simple del mundo anglosajón en nuestra permeable sociedad. Una forma de vender habitaciones de hotel, mesas de restaurantes con petalos y esas chorradas, escapadas, como si no hubieran otros fines de semana,… es decir otra manera de que la rueda no pare y los bolsillos sigan castigados al capricho de cuatro ideólogos.

No obstante, en este mal anillado cuaderno, los que por aquí pasan tienen algo en común y ya que nos ponemos un poco ñoños, entramos al trapo: el amor por la bicicleta

Flaca, burra, el hierro, compañera,… llamadla X, cada uno como quiera, pero es eso, la bicicleta, el elemento que para muchos constituye una historia transversal a los tiempos. Todos la recuerdan como el regalo más ansiado en los Reyes, no olvidan cuando la dominaron si problemas la primera vez, en el mágino equilibro del movimiento, cuando lograron que su hijo o hija salió adelante a su empujón inicial entre gritos y emoción.

Nudo en la garganta, cosquilleo en el estómago, la bicicleta nos emancipó, nos llevó a esos sitios que muchos años después seguimos teniendo en el recuerdo, amarillentos, distorsionados, como esas fotos envejecidas, pero en la entraña de la memoria. Un privilegio.

Crecimos con la bici, en todos los sentidos, hicimos la ruta que más nos llena, conocimos gente que ama el deporte, el paisaje, la vida, el viento en la cara, los lugares recónditos. La bicicleta se hizo democrática hace mucho, entrelaza vidas, generaciones, abuelos, padres, hijos, parejas, todo.

La bicicleta trenza nuestra vida, y ahora hasta nos lleva al trabajo. Quemamos un puñado de calorías nos mantiene esbeltos, conserva las ganas de movernos, de sentirnos vivos.

Por eso este pequeño canto el día del amor a la bicicleta. Y no sólo lo pensamos nosotros, hay gente muy importante que nos da la razón:

Quienquiera que inventara la bicicleta merece el agradecimiento de la humanidad” Lord Charles Beresford

Adán y Eva, después del desayuno, se pusieron el chándal, cogieron las bicicletas y salieron a pasear

Cuando veo a un adulto en bicicleta, no pierdo la esperanza en el futuro de la raza humana” H.G. Wells

El progreso se tendría que haber detenido cuando el hombre inventó la bicicleta” Elisabeth West

Aún con el viento en contra, un día en bicicleta es un gran día” Daniel Behrman

La bicicleta no discrimina por edad” Georgena Terry

Quien monta en bici es mi amigo” Gary Fisher

En la bici la verdad está desnuda” Laurent Fignon

Al fin y al cabo ir en bici va bien para el corazón.

Imagen tomada de  es.dreamstime.com

Deja un comentario