El bibliotecario ciclista

0
30
vistas

Me llamo Sisco y soy bibliotecario de la Biblioteca Armand Cardona de Vilanova i La Geltrú.  A mí, la afición al ciclismo me viene de familia. La mayoría de mis tíos, lo practicaban y practican y además estuvieron vinculados con los inicios de la Unión Ciclista Vilanova, allá por finales de los 70.

Algún primo también compitió en categorías juvenil y amateur: uno de ellos era de la generación de los Rota, Valbuena y los hermanos Osa, que acabaron pasando a profesionales y el otro de la edad de Angel Edo, Joan Viladoms, Josep Tarradellas que también llegaron alto. Pero es que además otro de mis primos corrió con el Isaac Gálvez en sus inicios como infantil y cadete.

Yo practico el ciclismo desde los 14 años y, si bien tuve una laguna de diez años, entre los 20 y los 30, llevo más de diez dedicado al cicloturismo. Puedo presumir de haber realizado algunas marchas del nivel de Rutes del Montseny, Terra de Remences y la Polar Gran Fondo la Musara más, como no, la Quebrantahuesos, Mallorca 312, la Marmotte (Francia) y la Maratona de los Dolomitas (Italia). A final de año, haciendo números, me salen entre 8000 y 9000 kilómetros.

Siempre quise llevar el ciclismo a mi trabajo, y de ahí surgió el “Racó ciclista” -Rincón ciclista- en la biblioteca donde trabajo. Todo surge a raíz del éxito de una primera actividad relacionada con el ciclismo que se organizó en noviembre de 2011: la presentación, a cargo de Frederic Ràfols, del libro Guia de colls de Catalunya, Andorra i Balears. Ese éxito me animó a crear esta especialización que no existía en ninguna biblioteca pública de Cataluña, donde sí que había una general de deportes, pero ninguna específica en ciclismo.

Desde entonces se mantienen las actividades periódicamente (presentaciones de libros, exposición con motivo del centenario de la Volta a Catalunya,…) i se aprovecha el estrecho vínculo de Vilanova i la Geltrú con el ciclismo, con ilustres representantes de este deporte como Vicenç Iturat, Isaac Gàlvez, Joan Font o Marc Soler, actualmente en las filas del Movistar, y una gran sensibilidad municipal por este deporte, que se traduce en la organización de diferentes carreras o marchas como la Pedals de Clip, la Clàssica Isaac Gàlvez, la carreras de infantiles y cadetes, además de otras de carácter más social o lúdico como la carrera del Pavo o el paseo por la carretera del pantano de Foix.

A le gente le ha gustado la idea, tanto en la asistencia a los actos que hacemos como en el préstamo de documentos. En este caso se benefician del hecho de que muchos de los ejemplares de que disponemos en el “Racò ciclista” no se encuentran en la mayoría de las bibliotecas de la Xarxa y esto provoca que nos los soliciten a través del servicio de préstamo entre bibliotecas.

La gran dificultad radica, especialmente, en los últimos tiempos, debido al gran número de publicaciones del género, en afrontar con un presupuesto limitado la compra de todos los documentos que se publican.

Creo que entre las funciones de las bibliotecas, más allá de las propiamente relacionadas con la promoción lectora, también están las que tienen relación con la ocupación del tiempo de ocio y con el hecho de transmitir valores positivos para la sociedad.

En estos dos últimos casos el “Racó ciclista” cumple directamente con estas funciones y, más allá de promover la lectura a través de la compra de novedades y la organización de presentaciones de libros, responde a una necesidad cada vez más patente en nuestra sociedad como es la de practicar deporte y hacerlo de una forma guiada y entrenada.

Durante un mes hemos tenido una exposición fotográfica que ha permitido conocer los más de 100 años de historia de nuestra villa y de la relación que ha habido siempre entre Vilanova i la Geltrú y la bicicleta. Se pueden ver imágenes desde el año 1897, primer testigo del que se tiene constancia gráfica de una cursa en Vilanova, hasta nuestros días, con imágenes de la última “Cursa del Pavo” celebrada el pasado diciembre de 2015.

Por Sisco Moreno

Publicidad

Deja un comentario