Connect with us

El calambre de Contador y Landa

Alberto Contador y Mikel landa tour de francia

Mundo Bicicleta

El calambre de Contador y Landa

El calambre de Contador y Landa

Cambrils ZC, Gran fondo

Entre Contador y Landa hicieron un infierno de la etapa más corta

Landa y Contador, a veces se cree innovar, o se busca acercarse. Entre otras cosas que las grandes buscan, está la sorpresa. El recorrido que no deja párrafo suelto, ni renglón seguido, quieren romper, dejar la carrera tocada, no de muerte, pero sí en el animo de aficionado. Quieren en definitiva sal y pimienta.

Pero a la ensalada le hace falta verde, quien la llene, quien le dé contenido e incluso sentido. En la alquimia de los recorridos, los organizadores necesitan la complicidad del payaso del circo, el ciclista, el vértice inferior en una pirámide invertida, en la que a veces no siempre se le trata con el cariño que merece.

 

En el Tour, hubo una jornada, la de Foix, que ciertamente fue sensacional por lo complicado que resulta ver algo así en Francia. Estaba ya casi con dos tercios de carrera finiquitada. Con Fabio Aru pidiendo la hora, porque su amarillo no se apoyaba en un equipo que le rodeara y le diera seguridad en los momentos clave. Con un Froome que titubeaba. Admitiría que vio peligrar la carrera en los Pirineos.

Cabía luchar.

Aru, Froome, pero también Uran y Bardet. Un Tour a cuatro en capilla de la última semana y el Team Sky con la obligación de no estar quieto. ¿La mejor baza?  Mikel Landa.

En la primera parte de la carrera, con el cuerpo rompiendo a sudar, Alberto Contador vuelve a la carga, suelta el chimpancé. Salta y toma metros. Mira atrás, viene otro de blanco, Landa. La pareja ya está hecha, el hueco también.

Quedaba hacer daño.

Y se hizo, Aru desconcertado. Ve el italiano que no hay gente celeste a su alrededor. Sólo rivales. Kwiatkowski se integra en el grupo de contraataque con Nairo y Barguil. Si el polaco entra por delante, Landa tendrá un misil a su servicio.

Pero no, en Sky pesa la jerarquía, Kwaitko para atrás, Froome espera, hay que tentar al líder, si es complicada la gestión de la carrera con un líder, incluso portando el uno, imaginaros con dos, en plenitud y haciéndose valer. La ventaja de Landa, su perfecta compenetración con Contador, estaba creciendo en exceso.

Kwiatko cazado por detrás, y el ajedrez del Sky lo juega todo al rey. El polaco tira y tira por detrás. Froome, nervioso, tienta, pero no descuelga a Aru, sin embargo la ventaja de los de adelante se estabiliza, entra en lo normal, en lo razonable. Warren Barguil gana su primera etapa, memorable su entrada en la recta de meta, Landa se mete en la pomada, Contador se lame las heridas atacando y Froome ve que Aru es fruta madura.

Si hubo un día que Landa creyó optar al Tour, fue éste, si en el futuro cuando mire atrás, escrutara el día que el Tour le abrió la puerta, fue éste. Fue desde luego la mejor etapa del Tour.

Imagen tomada de Ciclo21

INFO

Ya has visto el “Winter Sale” de Rose Bikes???

Clic para comentar

Deja un comentario

Más en Mundo Bicicleta

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio