El ciclismo de competición, herido, pero no tocado de muerte

0
3
vistas
El ciclismo del siglo XXI es un deporte de dos velocidades, de dos públicos, paralelos, pero ajenos al tiempo, cuyo único nexo unión es la bicicleta, elemento que emerge siempre. En una esfera la competición, jodida, maltrecha, venida a menos de un tiempo a esta parte, sobretodo allí donde se ha considerado que siempre se han jugado los cuartos, en la carretera. Las licencias federativas bajan a ritmo sostenido al mismo tiempo que las vinculadas al ocio no encuentran techo.
Un dibujo estadístico a la inversa que ilustra una situación no muy lejana a otros deportes. La sociedad moderna se ve en el deporte, pero no quiere entrar en su entorno competitivo. En las carreras populares la situación es más acusada. Maratones, medias  y otras pruebas crecen por doquier con atribulados pedestres populares que no se significan, yo el primero, por conocer con detalle la nómina de la elite que corre su misma carrera, si quiera muchos se atreverían a pronosticar con acierto en panel de medallistas en un mundial.
En el cicloturismo no pasa lo mismo. El ciclista por devoción sabe de la elite, de sus hazañas y andanzas, de sus desgracias. No quiere ni hablar de competir, pero sabe lo que se cuece arriba e incluso aventura juicios. Sin embargo lo más curioso es que, aunque algunos digan que la competición como tal no tiene futuro, en los cada vez más multitudinarios foros de amateurismo la referencia siguen las estrellas de hoy y de siempre. Lo vemos en el amparo de grandes marchas con el nombre y apellidos de los mejores, Pedro Delgado, Carlos Sastre y ahora Alberto Contador. En marchas de otro perfil como la reciente Portals que recorre los accesos al bello y emblemático paraje de Montserrat se concitaron ex ciclistas como Lejarreta o Mauri acompañados de una marea, en este caso, de bikers.
Todo ello nos lleva a una conclusión: de la competición todo el mundo reniega, sí, pero el ciclismo y el deporte siguen teniendo en ella los referentes, los faros, la meta,… 

Publicidad

Deja un comentario