El ciclismo es el único deporte en continua justificación

4
12
vistas

El fin de semana ha sido de digestión. Tras las dos entregas que Oprah nos dejó de su encuentro con Lance Armstrong, los dos días de asueto han significado la enésima embestida mediática frente al ciclismo, sus imperfecciones y los problemas que le han conducido hasta este estadio.

Sinceramente, y dada la vacuidad de las palabras de Armstrong, las cosas están exactamente donde hace una semana. Lance Armstrong ya ha hablado y su entrevista a parte de haberle reportado entiendo unos suculentos ingresos a él y la productora no deja más o menos herido de muerte este deporte. Allá cada uno con sus lecturas, pero si algo ha demostrado el ciclismo es una capacidad de recuperarse que ya quisieran para sí otras actividades.

Que el ciclismo no es creíble es tan cierto como que no es perfecto, igual que el mundo en el que vivimos tampoco lo es. Lo hiriente es la continua justificación ante la candidez que desde este colectivo llevamos sosteniendo. Una vez más el jefe de deportes de La Vanguardia, Dagoberto Escorcia, nos demuestra hasta qué punto puede plasmarse en unas líneas una lacerante ausencia de miras, con un artículo en el que, no sabemos cómo, acaba comparando la mentira de Lance Armstrong frente a las verdades vitales de Víctor Valdés. Como diría mi abuelo “qué tienen que ver los cojones…”.

En el Informe Semanal de este sábado se hablaba de Lance Armstrong como del campeón que pasó la raya. Bien. Al menos el tratamiento ya no sonaba a indisimulado ataque frente al ciclismo. El reportaje dio voz a varios actores y diferentes niveles de la esfera ciclista. Desde el consultor de guardia del ente público, Pedro Delgado, a periodistas como Javier Ares y exciclistas como Eduardo Chozas y Eleuterio Anguita.

Subrayamos lo dicho por Ares. Fue algo así como “no sé qué pasa que a pesar de todos los escándalos que atizan el ciclismo, cada mes de julio medio mundo se vuelve loco siguiendo el Tour de Francia, ya sea desde la carretera como desde la televisión”. Qué gran verdad. Qué tipo de embrujo ofrece algo tan podrido y detestable para que siga perviviendo a las mil y una muertes.

Las actuaciones de Chozas y Anguita fueron en otra línea. Más cotidiana. Practicantes activos, siguen manteniendo el tipín y las ganas de antaño saliendo con su grupo incluso los días de intempestivo invierno. Un breve intercambio de tweets de un servidor con Anguita habla de la realidad que mamamos quienes decimos amar este deporte:

 

@luteanguita pude verte anoche en Informe Semanal. Qué cansino es estar todos los días dando explicaciones sobre cómo está el ciclismo

@JoanSeguidor no lo sabes tú bien, pero es lo que hay…

@luteanguita a mí me pasa. Es de un hartazgo terrible

@JoanSeguidor joder q si… en fin.

 

En efecto. Una continua justificación. Una perenne purga y pena. Dar explicaciones a perpetuidad. Algo así como abrir los ojos a tiernos seres vivos que se piensan que dos más dos son cuatro, siempre, sin que tercie la manipulación ni la trampa. Sinceramente a estas alturas de la película, quien siga nadando en tal tibieza no se ha enterado de nada o casi nada sobre el funcionamiento de esto que llamamos mundo. Quizá debiera venir Luis Bárcenas a explicarle cómo funciona el tinglado.

4 COMENTARIOS

  1. Habría que preguntarse por qué al ciclismo se le apalea día sí y día también y a otros deportes no. También el motivo de las filtraciones en este deporte y no en otros. ¿Tenemos al enemigo dentro de la propia casa? ¿Se airean los temas del doping por la propia UCI, AMA, etc.? Da que pensar. Estoy con David, para recibir dinero bajo cuerda los hay que son muy discretos, pero al final también se irán conociendo nombres propios. No van a ser los ciclistas siempre los malos de la película únicamente. Y por cierto, esos otros nombres propios son tan culpables o más.

    • Amigo Agus, los nombres los conocemos, Verbrugen (o como se escriba) y sicarios. Pero la diferencia, es que aún siendo asquerosamente corruptos, no les va a pasar nada de nada. Como a todo este tipo de gentuza de altas esferas y vuelos, están por encima de la ley.
      Sin olvidarme de señalar que Mc Quaid (o como se escriba) y secuaces, también se están poniendo las botas con la pasta que se mueve con todos los controles antidopaje, progamitas informáticos para la persecución de ciclistas, etc.
      Por eso interesa sacar casos de dopaje, para justificar semejante movimiento de dinero

  2. Será eso, es decir lo mismo que la política y los políticos actuales en este país. Nosotros seguimos siendo unos ingenuos.
    En 25 años de Emakumeen Bira, prueba de la que soy organizador, se dieron 2 casos de positivo de los que únicamente supieron la corredora interesada, su equipo y nosotros como organizadores. No trascendió más. Son mujeres, sí, y no tienen impacto mediático. Pero así debería de ser en todos los casos. Por lo tanto David, creo que tienes razón: se trata de alimentar "la bicha" para ir creando nuevos productos, medios y demás… (o sea la ley del consumismo, crear necesidades para que personajes tapados se lucren de manera continuada). Alguien o algunos tendrán que hacer algo.

Deja un comentario