Connect with us

El ciclismo se empieza a parecer peligrosamente a la Formula 1

Opinión ciclista

El ciclismo se empieza a parecer peligrosamente a la Formula 1

Mediolanum – Giro

Con el paso del tiempo y la globalización en el deporte, vemos que cada vez hay más similitudes entre los grandes eventos, aunque se traten de diferentes deportes. Tomamos en el caso del ciclismo el organizador por excelencia, ASO, y lo comparamos con los gestores de la Fórmula 1, que estos días vive sus últimos retazos de la temporada, para apreciar que aunque sean deportes muy diferentes en apariencia, son muy similares en esencia y desarrollo.

Entre los amantes a la Fórmula Uno es sabido que su gran eclosión vino de la mano de Bernie Ecclestone , ese tipo de blanco cabello y características gafas que rara vez sonríe. Bernie con su visión de futuro supo dinamizar y llevar a lo más alto esta modalidad. Con el paso del tiempo, Bernie se dedicó a la expansión y publicidad por todo el mundo de un negocio que hoy maneja con mano férrea a través de las siglas FOM “Formula One Management”, que posiblemente no suenen tan bonitas como ASO, pero sus “procederes” sientan cátedra.

En ese saco entran derechos de televisión, radio, prensa, merchandising,…  todo lleva su canon y no hablemos de crear un evento, es decir un nuevo gran premio. Conseguir que te lo otorguen supone un desembolso bestial que las arcas  de Bernie bien lo agradecen. Hoy por hoy la FOM es la que confecciona el calendario, con el visto bueno de la FIA  y lleva las carreras allí donde más le interesa comercialmente, siempre en busca de nuevos mercados.

Y es en este punto donde hoy por hoy aparecen las similitudes. Quién iba a decirle a Thierry Sabine, cuando creó su carrera por el desierto, que iba a evolucionar hasta este increíble negocio que es ASO  y eso que sólo haré referencia al mundo del ciclismo, un deporte que ha llegado a parajes insospechados. Con su buque insignia, el Tour, ha ido creciendo deportiva y económicamente en una espiral de credibilidad y reputación.

Como todo gigante que crece, se come al más débil y empezó a comprar derechos de carreras que pasó a organizar (yo me lo guiso, yo me lo como) apoyada por sus propias retransmisiones televisivas (con cerca de 200 canales en todo el mundo). La crisis económica actual  ha potenciado ese afán devorador llegando a controlar incluso la Vuelta España.

En ASO quitan y ponen carreras, las cambian de fecha o simplemente las hacen desaparecer del calendario.  La última propuesta es reducir la Vuelta para poder acoplar nuevas fechas en ese intento por globalizar el ciclismo y querer conquistar el mercado árabe como el asiático. Como ayer mismo se apuntaba, el Tour dejará el hexágono francés tantas veces como la factura compense el esfuerzo aunque en ello le vayan las críticas de los propios aficionados franceses.

El resultado es un deporte global, planetario, redondo, pero ajeno a las personas, lejano y frío que muchas veces rompe vínculos con su historia. Es como todo, lo tomas o lo dejas, es lo que hay y si no se hiciera así quizá estaría condenado a morir. Como se puede observar Ecclestone abrió el camino y los chicos de ASO como buenos alumnos le siguen a pies juntillas. Como podéis ver hay más que parecidos razonables.

 

Por Antonio Linares

Foto tomada de acv2fidel.blogcindario.com

Labrava
1 Comment

1 Comment

  1. Astoraka

    17 de noviembre, 2013 at 14:11

    Gracias por darme la oportunidad Iván!!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Opinión ciclista

Podcast GIRO ITALIA

Facebook

Lo más popular

Categorías

Inicio