El ciclismo se ha convertido en un deporte un deporte invisible

0
4
vistas

Estos días ha andado el patio recordando una efeméride muy significativa en la historia del ciclismo español: la retirada de Miguel Indurain el 2 de enero de 1997. Aquí, también nos hicimos eco de algunas de las gestas de este enorme competidor. Recordamos su mejor contrarreloj, para los anales aquella de Luxemburgo, el día que Claudio Chiapucci le emprendió con dureza en Sestriere, la cabalgada con éste camino de Val Louron,… días de fuego y vino, en veranos de pubertad para muchos y paso de hoja para otros. Días que muchos lectores avezados en las redes sociales y manejos de blogs como éste ni siquiera vieron en directo.

Días en los que el ciclismo, al margen de los matices que hoy le encontramos, era portada, tema de conversación. Días en los que te chillaban “Indurain, Indurain” en armoniosa melodía cuando alguien te adelantaba en coche. Días felices, imberbes, qué duda cabe. Dios, cómo los extrañamos.

Este segundo de enero, hojeando el segundo diario más vendido de España, pues el primero es el Marca, me hallé una encuesta balance del año deportivo en 2013. El País, pues ese es el diario que manoseé, plasmaba una página donde los mejores deportistas españoles pasaban revista al año recién terminado en escuetas y sencillas preguntas: mejor deportista nacional, mejor deportista internacional, mejor evento deportivo y revelación del año.

Entre los encuetados se hallaban varios ciclistas como Alberto Contador, Purito Rodríguez, Alejandro Valverde y Samuel Sánchez. Ello es, a nuestro pesar, ciclistas que empiezan a ser viejas glorias por mucho que les vaticinemos más éxitos en el futuro. Por lo demás una variopinta y caleidoscópica representación del deporte.

En las repuestas encontramos lo interesante. Entre los más de 70 personajes encuestados sólo uno acierta a señalar a un ciclista como el mejor deportista del año. Lo hace Pol Espargaró que cita a Purito Rodríguez como el mejor del año. Esto ocurre en una temporada de triplete, en la que Purito, Movistar y España han sido los mejores de la clasificación UCI en sus respectivas categorías.

En el capítulo de eventos Samuel Sánchez cita la Vuelta a España como el más significativo de la campaña. Y en el apartado de revelaciones una paradoja, el campeón más joven y precoz, Marc Márquez, señala a Chris Horner, el longevísimo ganador de la Vuelta a España.

Ante tal muestreo que cada uno saque sus conclusiones. Yo las tengo claras, y hablan de que el ciclismo es testimonial en tiempos en los que nuestros ciclistas siguen rayando a un nivel insólito en la historia de este deporte en este país. Al margen de la crítica generalizada y fácil, que siempre cabe, yo me quedo con la autocrítica y con un vistazo sobre lo mal que lo estamos haciendo para pasar de forma tan invisible en una encuesta tal. En lo mal que lo hemos hecho para ser el círculo de la información en los tiempos de Miguel Indurain y pasar tan discretos por el presente.

Cabe una reflexión y profunda. Mientras la bicicleta gana cuota y presencia en nuestra sociedad, mientras países que tenemos por evolucionados veneran el ciclismo y el ciclista, aquí sigue siendo elemento marginal… conviene pensar el porqué.

Publicidad

Deja un comentario