Connect with us

El día que Contador no corrió como un juvenil encontró el triunfo

Opinión ciclista

El día que Contador no corrió como un juvenil encontró el triunfo

LBD Cambrils P

Sencillamente magistral el golpe sobre la mesa que hoy ha dado Alberto Contador en la Vuelta a España. Sí, magistral. Sí, Alberto Contador. Señores, que un servidor no tiene nada contra el madrileño. El día que cruzó la meta sin pistolas ni tiritos, que chilló de rabia en el umbral, que contuvo gestos y explotó pasiones, Alberto Contador fue un grande.

No creo equivocarme que si alguien hurga un momento en este blog encuentre frases textuales como “Alberto Contador es el mejor ciclista de su generación”. Esto se escribió hace menos de 48 horas. El problema de Contador es que como grande que es se le juzga como tal y sus abultados errores, palabras, gestos, a veces han empequeñecido sus victorias, que no son pocas.

Os voy a recordar un episodio que siempre hecho mano cuando analizo las actuaciones de Alberto Contador. Era la Setmana Catalana de 2005. La carrera circulaba hacia su etapa reina, no me acuerdo si en Rasos de Peguera o Andorra, eso ahora no es trascendente. Camino de la cima se armó la de Dios. Allí atacó todo el mundo, por activa por pasiva. Recuerdo algún nombre que lo hizo muy bien en aquel arranque de sesión. Peio Arreitunendia, o similar, disculpad si está mal escrito, Aitor Pérez y otros se dejaron la piel… y las fuerzas hasta que un jovenzuelo del que hablábamos maravillas TODOS saltó una vez para sentenciar la etapa y la general. Aquel jovenzuelo, recién recuperado de una delicadísima situación de salud, era Alberto Contador.

LBD Campus Melcior M

Ese día, un periodista que hoy le agasaja y enjabona, le dijo en sala de prensa cómo había superado su problema de salud, que si se había inspirado en Lance Armstrong para lograrlo y que si era consciente que lo suyo al lado de lo de Lance era una mariconada. Así las cosas, espero mañana, o quizá esta tarde, esa crónica, de ese plumilla explicando las grandezas de la jornada de hoy.

Rememorando esa etapa hacemos justicia al ciclismo preciso, contundente y hermoso que siempre ha sido el del ataque lejano pero calculado, no de improvisto. Hecho a lo grande, con tiralíneas, apoyándose en el equipo de forma justa. Como se debe hacer. No descolgándose en la Cobertoria mientras los tuyos ponen en el pelotón en fila de a uno, ni saltando a destiempo en Montjuïc, ni en un falso llano de Los Lagos de Covadonga o Pajares,…

Cuando Joaquim Rodríguez daba explicaciones a Juan Carlos García en el set de entrevistas dimensionaba la gesta de su gran rival. “Ha ganado por cojones”. Aunque sea la pública y en horario sensible, aunque peores cosas se vean, no se puede definir e inclinar el torso de forma mejor la hazaña de tu enemigo.

Y sí, vean lo que ha pasado hoy para tomar nota que no son necesarias una colección de cuestas infernales para hallar el espectáculo, que todo depende de los ciclistas, como le decía Javi Guillén a Carlos de Andrés. Desde Fuente De, ese paraje de brujas y duendes al pie del coloso de Bulnes, sólo decir que ha merecido la pena.

9 Comentarios

Más en Opinión ciclista

Inicio