El doble rasero alemán con el ciclismo

3
13
vistas

En España desde hace un tiempo hemos entrado en un bucle depresivo que sólo conduce a más desánimo y falta de perspectiva. Es cierto que los tiempos que nos acompañan no son favorables. Viento de cara y desagradable meteorología rodean nuestra actualidad: pocos equipos, calendario exiguo, ciclistas en el paro,… malas noticias que sí, son ciertas, están ahí, pero que sólo con contemplarlas y lamentarlas, posiblemente nunca las superaremos.

El ciclismo, como la vida, son ciclos. España ha tenido uno enorme en individualidades, ganando con claridad los mejores rankings y haciendo caer grandes triunfos en el zurrón, eso sí, sin estar exentos de polémicas y procesos angustiosos por dopaje, hechos que desde luego también pesan en el ánimo de los aficionados.

Sin embargo volvemos a eso que decíamos, a los ciclos y quizá convenga levantar la vista y ver como el imperio alemán, ese país que arrasaba en los Tours de los finales de los noventa con el T Mobile en vanguardia, casi se borró del ciclismo, por culpa del dopaje y una inasumible dosis de falsedad. Ahora el país germano vuelve con fuerza y por todos los frentes al deporte que denostó como a ningún otro.

Se ha confirmado que la ARD, la televisión pública alemana, volverá a dar en directo el Tour de Francia, una noticia buena para el ciclismo, pero sobretodo para ASO, cuyo porfolio de audiencia se abre a un país que pasa por ser la locomotora de este extraviado tren que es Europa. Los franceses sabrán sacarle partido.

077D1CA-TVT-P2_1

Miren las cifras que comenta José Carlos Carabias en su blog de ABC. Lo que hace seis años costaba 20 millones por tres años, ahora son cinco por dos, desde luego el precio está en consonancia con los tiempos, y en especial con el ciclismo, un deporte devaluado a niveles insospechados a pesar de ser un escaparate de primera escala.

Dice el ejecutivo de la ARD que los esfuerzos del ciclismo por contener el dopaje deben ser reconocidos y allí, que no hablan si no que actúan, lo han querido reconocer volviendo a las emisiones “live” de la mejor carrera. Es loable, le quieren dar una oportunidad a este deporte que en su día aborrecieron por el dopaje, curiosamente en un país cuya mitad comunista se distinguió por la “nacionalización” de la trampa y la carencia de miramientos con tal de liderar medalleros olímpicos. La mitad federal, la occidental, supongo que no tendrá pocos trapos sucios en el armario.

1

La segunda oportunidad germana al ciclismo llega por eso en plena recuperación de estrellas. Esta generación apuntamos hace unos meses, al calor del excelente Tour que les salió a los alemanes: John Degenkolb, Tony Martin, André Greipel, Marcel Kittel, Simon Geschje, Gerald Ciolek, Nikias Arndt y Fabian Weggman. ¿Casualidad? lo dudo, interesa de nuevo el ciclismo, se le quiere dar una segunda opcion, pero se hace con una ingente cantidad de talento triunfando en los mejores foros, de otra manera entender una apuesta económica como la realizada sería complicado.

Con los nombres mentados, más el Team Bora, la entrada de la pasta de Alpecin en el Giant y carreras que se pueden ir recuperando, esperamos que el país más grande de Europa regrese con todas al ciclismo, ese deporte con el que enloquecieron cuando Jan Ullrich besó el jarrón de Sevres en el podio de París.

Imagen tomada de www.nacion.com

INFO

Con este frío que nos encoge, conoce los tejidos de Bioracer

Iceberg 100 es un tejido elástico ligero regulador del calor con propiedades cortaviento e hidrófugas que mantiene una temperatura constante entre la piel y el tejido. El 100 significa que tiene una impermeabilidad del 100 %.

Esto convierte al Iceberg 100 en un tejido caliente y transpirable que los corredores pueden utilizar durante los recorridos invernales intensivos en condiciones frías, sin el volumen de una chaqueta de ciclismo de los tejidos de invierno comunes.

Race Proven Winter Jack

… e incluso personaliza tu propia ropa en línea 

Una manera fácil y rápida de crear ropa de ciclismo. Elige en la galería de prendas y diseños actuales. Colorea tu ropa con los mismos colores que los de tu equipo y coloca el logotipo en su posición correcta. Ve a la pantalla de consultas, introduce tus datos de contacto y un representante de Bioracer se pondrá en contacto contigo para hablar y ofrecerte un presupuesto.

Publicidad

3 COMENTARIOS

  1. No entiendo el título, ¿por qué doble rasero? … disfrutaron de los éxitos pero una vez destapadas las tramas de dopaje, el interés por el ciclismo disminuyó y esta es una consecuencia totalmente lógica, luego en general, al alemán corriente, al ciudadano de a pie, no le gustan las trampas y esto va en su ADN. Se ha hecho limpieza en los últimos años, da la impresión que ya no hay dopaje institucionalizado y esto es un motivo de resurgir en el interés por el ciclismo en Alemania.

    Hubiera estado mejor, a mi parecer, dar un punto de vista más positivo al artículo, un “buena noticia para el clclismo en general que la tv alemana vuelve a retransmitir este deporte” y ya está …. pero no, el que ha escrito esto se ha metido en aguas pantanosas gratuitamente con lo de la Alemania comunista. El dopaje va y viene … y tramposos han habido siempre y en todas partes, con dopaje “nacionalizado” o no, comunistas o no comunistas.

    • gracias por tu comentario
      En la relación alemana con el ciclismo veo muchas ambigüedades, les entusiasmó cuando ganaban pero no quisieron saber qué hubo detrás. Curiosamente vuelven al Tour en plena recuperación de estrellas.
      Por otro lado hablo de la Alemania comunista porque fue flagrante, pero la parte occidental no creo que le fuera a la zaga.
      Al final veo que el ciclismo ha pagado los platos rotos en un país con una trayectoria deportiva enorme, cien veces mejor que la nuestra, que seguro tuvo sombras mucho más allá del ciclismo. Asustarse con la explosión del dopaje fue una ingenuidad.
      Y sí, es una buena noticia para el ciclismo, pero en especial para ASO que seguro lo harán valen en sus contratos de patrocinio, como legítimos poseedores del Tour de Francia.

Deja un comentario