El E3, esa gota en medio del desierto

2
3
vistas

Sí, una vez más E3 ha dado en el clavo. Recogiendo los retales de la Ronde, significándose como una grande nuevo cuño, los organizadores de Harelbeke demuestran que en la vetusta Europa el ciclismo puede crecer incluso sobre hechuras de clásicas con medio siglo de vida.
En más de una ocasión, cuando en este blog nos hemos lanzado a analizar el calendario internacional, la extensión mundial de veras que está adquiriendo el ciclismo, abordando pasajes que ofrecían más exotismo que otra cosa, hemos referenciado el Gran Premio de E3 de Harelbeke como gran espejo de que debe ser nuevo calendario europeo, ese poso de cadencia histórica que busca contrarrestar las excelencias de los nuevos paraísos económicos chirriados por el ciclismo. Allí, en China, en Qatar, en Omán,… el ciclismo puede ser una moda, aquí es leyenda.
Hace un año por estas fechas quisimos echar mano de un artículo firmado por Juan Ramón Cendrero, ese loco que aprendió flamenco por amor al ciclismo, en nuestro querido M2M que dio algunas de las claves de la pujanza del E3, una carrera que se estrena en el World Tour, con mucha menos tradición que algunas de  las aquí existentes y acoplando un palmarés reciente digno de elogio.
La E3 cuyo hashtag ha sido TT en twitter en España es una carrera que se abonó al World Tour y se establece de tú a tú a la Gante- Wevelgem, una de las joyas de la campaña belga. A su crecimiento han contribuido las fórmulas novedosas de marketing que envuelven a la carrera, trato especial a los VIP con comidas en las alturas, vistas originales sobre el pelotón, desayunos gourmets,… estas pijadas que dirían algunos hacen circular cash y en definitiva mejoran el tinglado.
Pero es que además el espectáculo se ofrece en bandeja de plata. Delicatesen firmadas por Tom Boonen, Fabian Cancellara, Oscar Freire, Sylvain Chavanel,… ¿hay mejor cartel, existe lugar más apropiado? Pues no, tenemos la tecla sobre la mesa, la solución: el mejor ciclismo revestido de la pompa necesaria es rentable, atractivo y atrayente. Hoy la carrera bautizada por una vía de comunicación lo ha demostrado. 

Publicidad

2 COMENTARIOS

  1. Pues a mí no me gustó del todo la E3, esperaba un poco más, cierto que tuvo emoción cuándo atacó Boonen y después Fabian y en el sprint final, pero por ejemplo en el último tramo de pavés iban todos por una pista de tierra paralela y si fueran por los adoquines se rompería más la carrera.

Deja un comentario