El ERE del pelotón español

0
3
vistas
Dijo Txente el día que anuncio el cese de su actividad profesional: “He sido tan afortunado que he podido elegir el día de mi retirada”. Este navarro desgarbado, bonachón y querido cubrió su periplo por el ciclismo profesional con idéntica nitidez que la niebla que cubre el presente inmediato de un buen número de profesionales en España.

El pelotón español está en ERE. La crisis y sus estragos llegaron para quedarse, aunque no lo hicieron en los tiempos recientes, no, éstas llevan tiempo merodeando este deporte y las deplorables condiciones que circundan las han acentuado. Desde hace un tiempo, cada año que pasa el ciclismo en España está un poco peor que el año anterior. Un despiece paulatino de integridad y solidez cuyos efectos alcanzan cénit con un invierno realmente complicado.

Los problemas de la supervivencia de Geox tienen depositadas esperanzas en Venezuela. Al parecer una prórroga existe sobre la mesa de la UCI para que el sr. Chávez ponga la pasta que salve al equipo que ganó la Vuelta a España. Desde luego los motivos para apadrinar tal estructura a precio, entendemos, pero que muy ventajoso, no deberían dilatarse hasta el grado de la exasperación. Los plazos que en otros deportes son sagrados en ciclismo se alargan y estrechan a conveniencia. La situación concursal de muchos de los clubes de primera división de fútbol de nuestro país evidencian, una vez más, que sí, el ciclismo está en la cola de todo. También en los momentos de hacer números. Para colmo crece la zozobra en el Andalucía, algo que en el estado de las autonomías en este país no es de extrañar, un disparate que cualquier observador afinado hubiera predicho hace tiempo. Pero no, se tiró por el dinero fácil, como en la España de los años A, tramando sin hurgar en el caudal privado, aquel que sin duda debe sacarnos del atolladero mientras políticos afinan cuentas y réditos electorales.
Hace unos pocos días, Meta 2Mil daba cuenta del casi medio centenar de pros que yacen a la espera de ofertas. Mete miedo el nivel de los aquí mentados. Un nueve Tour formado Juanjo Cobo, David de la Fuente, Rafa Valls, David Bernabeu, David Blanco, Josep Jufré, Jesús Del Nero, Oscar Pujol y Eduardo Gonzalo, sin querer desmerecer a los demás aquí reflejados daría pero muy buenos resultados. Todo en un deporte que es una auténtica ganga para cualquiera que tenga dos dedos de juicio en decisiones de marketing. Por ejemplo en el País Vasco están encantados con el paso de la Vuelta, y no escatimarán en la próxima edición
Con todo, no desesperemos. La vida son ciclos, abajo, arriba, abajo,… carreras que se dejaron de hacer se retomaron, otras murieron para siempre, las menos nacieron en tiempos convulsos. Idem con los equipos. El ciclismo, el año que menos ha dado que dar por cuestiones de dopaje explícito, al margen de los casos en resolución, lo está pasando mal. No hay mal que cien años dure y sinceramente, en caso de tener dos duros, invertirlos aquí y hacerlo en manos sabias, que algunas hay, lo mejor es el ciclismo. Un chollo.
Si te ha gustado, que espero que sí, algo al menos, dale a alguna de esas pestañas de divertido, interesante,…

Deja un comentario