El fichaje de Eloy Teruel, un ejemplo que debería cundir

0
6
vistas

Un fichaje realmente sorprendente, al menos par aun servidor, nos ha llegado hoy a nuestras pantallas. Celebramos enormemente la adquisición de Eloy Teruel por parte de Movistar Team. Una incorporación de nivel, pues se trata de un corredor que incomprensiblemente estaba en el segundo escalón desde que compitiera en los variopintos equipos murcianos de hace unos años (Nicolás Mateos, 3 Molinos,…).

Dada la penosa existencia que le espera a la pista española en los tiempos venideros, sin excesivo dispendio y un vacío de resultados, que uno de los que ha estado asiduamente apostando por esta modalidad encuentre un premio mayor de este calibre es de celebrar. No sabemos por eso si el interés responde a compaginar con solvencia ambas modalidades o por el contrario centrarse en carretera. Sin más datos en la mano, me inclino por lo segundo.

En cualquier otro país del mundo, un ciclista olímpico, que ha mostrado las virtudes de Eloy adaptándose al ómnium, debería estar a dos aguas y con un calendario a mi entender perfectamente “complementable”. Pero hablamos de España y en concreto de Movistar, cuyos mentores no se distinguen por la originalidad.

En la última olimpiada (periodo comprendido entre Pekín y Londres) Eloy ha convivido con las dificultades propias de este bendito deporte, que no siempre son las propias de la competición y entrenamientos. Sin embargo se amoldó a las exigencias del omnium en medio de un enrarecido ambiente donde la voz de la Federación Española de Ciclismo fue la última en ser escuchada.

Con este salto cualitativo a Eloy no le queda otra que trabajar en pos de su futuro, y sólo el suyo,en el seno de un gran equipo, ese al que lleva tiempo opositando con merecimiento.

Publicidad

Deja un comentario