El genio de José Pérez Francés

0
8
vistas

La imagen me ha prendado, sinceramente, me parece genial, un momento, un instante, una explosión. Rara vez se alcanza tanta perfección para describir un genio, un ciclista que gente que ha convivido con él, me define como uno de los corredores con más clase y talento que jamás hayan visto. Es más, y aunque suene a exageración, me lo han situado, y lo leeréis en próximos meses, en la línea que va de Anquetil a Merckx pasando por Ocaña.

Es José Pérez Francés, de quien todos recuerdan esa etapa del Tour que acabó en Barcelona, sus triunfos en el otrora prestigiado Campeonato de España, el Giro que perdió por su temple, las etapas en la Vuelta,… su palmarés no lo describiremos ahora porque es enorme, queremos recordar el personaje que cuando el Tour volvió a Barcelona muchos años después declinó todo homenaje porque tenía que hacer su ración diaria de kilómetros.

Personaje duro y fuerte, pisó el podio del Tour al cobijo de dos leyendas como Anquetil & Bahamontes. No escatimaba mal humor cuando las cosas no salían como él esperaba, y algunos compañeros tuvieron que encajar sus reflexiones en voz alta, muy alta.

Eso sí, en carrera era un volcán, un tipo capaz de contener un temple que le rebosaba, para lo bueno y lo malo. En la línea de sucesión de ciclistas de raza en España se puede decir que Luis Ocaña bebió de sus fuentes. Corredores que salían, rompían con lo establecido y punto, sin término medio, sin opción a rectificar. Tormentos para quienes llevaban el coche de equipo. Genios, corredores con un áurea imperial que no necesitaron un grandísimo palmarés para traspasar los tiempos.

Por todo eso, por todas las veces que hemos oído hablar de él, al ver esta foto, nos han venido estas andanas a mente. El chaval del Ferrys, donde dirigía Damian Pla, pero mandaba él. Ojalá un Pérez Francés pisara por nuestro ciclismo de vatios y potenciómetros.

Imagen tomada de As Ciclismo

INFO

Prueba estos días Nacex y su servicio para llevar tu bicicleta everywhere… ni colas, ni cargados con equipajes…