El hijo de Erik Zabel

También te podría interesar...

  • Antonio Mainar

    En San Remo sólo hay que enseñar la rueda delantera una vez, en la recta de meta, sobre todo cuando se decide al sprint. Degenkolb lo hizo de maravilla.