El jodido oficio del ciclista

1
1
vistas

Hace un ratito los rayos de sol calientan, pero con timidez. Asomas la nariz por la ventana, sopla el aire, el frescor de la noche se entremezcla con la primera luz de la jornada. Dispones lo necesario. Calzas tu ropa, cruzas el umbral de la puerta, te santiguas como la abuela te enseñó y regruñes como el abuelo te dictó. La bicicleta te espera. Otro día más, te la juegas, ya sabes carretera, coches,…

Una vez que entrevisté a Purito en su Parets natal. Creo que esta historia ya os la conté, pero es que no pierde calor. Le pregunté qué le parecía que Oscar Freire afirmara que a su hijo nunca le recomendaría ser ciclista. “Pues será que a él le está yendo mal” me espetó. “A mí me encanta esta vida, vivimos de puta madre” completó.

Estos días en la medianoche de 2013 Joaquim Rodríguez es protagonista del culebrón de entrega invernal. Surgió no sé de dónde el rumor de Argos. Luego el desmentido fue categórico. Este juego de trilero parece se prolongará unos días, hasta que se rubrique en un papel el futuro del número uno de la UCI.

Pero pongámonos en situación, por un momento. Culminas una campaña de ensueño, completas todos tus sueños y colmas objetivos. La UCI, el ente transnacional, te sitúa como el mejor ciclista del mundo. Los sorteos y controles antipopaje no te señalan en los muchos momentos que ha meado en el frasquito o rellenado una casilla de tu pasaporte biológico. Entrenas con desdén, en tu runrún mental siete horas sobre la bicicleta por que es parte de esa vida que definiste “de puta madre”. Tu equipo está en la quiniela de los candidatos a la máxima categoría, por puntos lo logra sin pestañear.

Con ese contexto lo normal es pasar unas fiestas en paz y comunión con los elementos. Familia, relax, cierto sosiego. Un resoplido en medio de una vida con menos horas de las que quisieras arrogarte. Un buen día ese ente internacional te dice que siendo el mejor ciclista del mundo, tu equipo cae a la segunda división argumentando motivos éticos, siendo la ética algo muy borroso en este deporte.

Imaginemos que la ATP toca los cojones de esta manera a Roger Federer, que la FIFA no haga más que joder a Messi. ¿Por qué esta obsesión en complicar la vida a los que te dan de comer y hacen grande tu deporte? Así es el ciclismo. Desde hace tiempo pienso que todos los inútiles, analfabetos e incapaces metidos a dirigentes acabaron en el ciclismo. De una manera u otra, pero rompieron aquí y el daño que se está haciendo es incalculable.

 

Y ahora díganme: ¿No es para echarlo todo a tomar por saco?

 

Foto tomada de www.elconfidencial.com

  • David

    "Y ahora díganme: ¿No es para echarlo todo a tomar por saco?"

    Si, pero justo después de pasar por Suiza y brear a la dirección UCI con una vara verde y bien flexible.

    Al menos asi, te vas un suspiro de satisfacción.