El lado oscuro del ciclocross

1
2
vistas

Siempre se sabe que todo esplendor tiene su reverso de la moneda, no tan agradable ni vistoso. Una especie de subterráneo, una bambalina. En el ciclocross belga por concreción y centroeuropeo por extensión, las situaciones cargadas del desvarío etílico se suceden hasta explotar en donde menos se imagina.

Hubo un día que vimos a Bart Wellens soltar la pierna contra un espectador maleducado. Otras reacciones hemos presenciado y la última de mano de Sven Nys, quien impactado por un envase de cerveza no dudó en apearse de la máquina para recriminar tal gesto. Y es que ajenos a la agonía casi espiritual que los protagonistas del espectáculo experimentan en esos momentos, los efluvios alcohólicos y euforia artificial conllevan estas bochornosas imágenes. Cuando nos alojamos en una cuneta conviene saber que quienes vamos a aplaudir sobrepasan el límite de lo saludable en pos de un jornal a fin de mes.

1 COMENTARIO

  1. Cada persona somos un mundo, si además lo acompañas de algo que "mina" tu mente… dejas de percibir la realidad y suceden cosas como las del video.
    Yo habría hecho lo mismo que Nys, bajarme de la bici y salir a su encuentro. Es un deportista haciendo su trabajo.

Deja un comentario