El lavado y revitalizado del ciclismo alemán

0
13
vistas

Bajo el título “German cycling: shampooer and revitalised?”, Cycle Sport realiza un interesante retrato del paisaje ciclista alemán cuyos perfiles en este mal anillado cuaderno ya nos habían llamado la atención.

En 2015 la televisión pública alemana volverá al Tour de Francia y al mismo tiempo la marca del “dopaje para el pelo”, Alpecin, acompañará a Giant en su travesía por el World Tour. Con estos dos inputs se inicia un recorrido que se retrotrae hasta 2011 cuando el ente público dejó la mejor carrera del mundo hastiado de tantos escándalos de dopaje en el ciclismo.

En este periodo de ausencia, el ciclismo alemán se ha rehecho de sus cenizas sumando muchos triunfos en el Tour. Para que tomemos dimensión de este renacer conviene señalar que desde 2012 Alemania ha ganado 16 etapas, de ellas la mitad de Marcel Kittel, el mal sueño de  Mark Cavendish. Ganar 16 etapas en este periodo implica ser el país más laureado superando por cuatro al Reino Unido y sumando todas las que ganaron españoles, italianos y franceses juntos, ya saben ese viejo ciclismo.

Sea como fuere, la desaparición de T Mobile y Gerolsteiner –dos equipos asolados por los follones- fue suplida el año pasado por el regreso del NetApp-Endura, equipo que hoy es el Bora todo de negro y montando las carísima Argon 18.

Lo cierto, y ante lo que muchos pensarían “el escándalo de la confesión de Lance Armstrong no tuvo gran revuelo” en el principal país europeo, según un periodista de la revista Tour Magazin. “En Alemania, la imagen del ciclismo fue destruida por Eufemiano Fuentes”. Ya ven que las Canarias no sólo están en boga para lo turístico en aquel gran mercado.

Lo que es obvio es que la apuesta de la televisión pública abre las puertas al ciclismo al grandísimo estado con millones y millones de consumidores. Hasta la fecha quien quería ver el Tour en Alemania debía hacerlo por Eurosport, lo que no deja de ser una televisión de nicho, que conviene buscarla expresamente para disfrutar de su programación. Estar en el primer canal púbico multiplica las posibilidades de proyección del ciclismo, un deporte con el que este país enloqueció cuando Jan Ullrich se trajo el cetro del Tour, hace 18 años.

No lo tienen fácil Tony Martin, Marcel Kittel y Jonh Degenkolb, como punta de lanza. Compiten con la selección campeona del mundo de fútbol y el tetracampeón mundial de F1 Sebastian Vettel. Con todo cuatro de cada cinco alemanes pasan del ciclismo, que tiene en la vuelta de la principal televisión su gran valedor para interesar de nuevo a la masa. Alpecin lo ha visto, como vio en 2012 a Jan Ullrich su embajador ideal toda vez quedó saldado con sus casos de dopaje, eso sí, muchos años después de dejar el ciclismo.

Alpecin ve en el cuidado del ciclismo la forma de vender los cuidados del pelo para sus clientes. Su buque es Marcel Kittel, el selectivo velocista de tremendo tupé, rubio y siempre perfecto, toda vez se retira ese casco de pistard cada vez que gana. Kittel y sus no pocos triunfos son el ángulo de su apuesta. “No será como cuando Ullrich” advierte el periodista Kublik, pero se hace camino al andar.

Imagen tomada de www.colombia.com

INFO 

“Bicilovers” es la sección donde amantes de las dos ruedas nos enseñan su bicicleta

1.

Deja un comentario