Connect with us

Tour Tourmalet Thibaut Pinot JoanSeguidor

Opinión ciclista

El maldito Tour

El maldito Tour

Berria 2020 -gif

Grandes corredores han sacrificado todo por brillar en el Tour, dejando en el camino objetivos también prestigiosos

Cuando el Tour 2020 esté sobre la mesa, todos seguiremos con el dedo el recorrido, el trazado del papel, mirando los nombres, imaginando los perfiles, eso que a la gente del ciclismo nos gusta tanto.

Pero por la misma regla de tres, los que gustamos de ciclismo los once meses del año, quizá el Tour nos signifique una satisfacción, al tiempo que un esfuerzo.

El Tour de Francia es el momento del año que más nos preguntan por ciclismo, el momento en el que surgen «entendidos» tipo Manolete o Lama que sueltan perlas del tipo «el ciclismo es un deporte de moñas porque corren sentados» y el momento que vemos que el ciclismo es mucho más bonito otras muchas carreras que no sea la del hexágono durante julio.

Suunto 5 –  Summer img1

 

Cada año es una historia que ya sabemos, se rumorea, se presenta y se mancilla el recorrido, luego en carrera, con estrategias de «Santa Rita» y miras en el potenciómetro.

Con ese horizonte, no es de extrañar que la historia nos dejara una lista de nombres que por jugarlo todo al Tour quedaron en el camino, medio rotos del esfuerzo y vencidos por la frustración de no ganarlo.

Porque el Tour sólo lo gana uno.

Y así escribimos la historia reciente de corredores que, tras fiarlo todo al Tour, han salido escalados.

Como el mismo Geraint Thomas, que describe un abismo entre ser primero y segundo, sabedor que, posiblemente no vuelva a tener una oportunidad, con ese Ineos en overbooking de estrellas.

Hace unos años, Geraint era un corredor de diez meses, un espectáculo en clásicas, un pistard excelso… pero creció en las grandes vueltas, probó el Tour y en ello se centró.

Cruz SQR

 

Julian Alaphilippe no volvió a ser el mismo después de este Tour. 

Pólvora mojada en el mundial y en Canadá, en las dos únicas carreras en las que estuvo delante.

Las nuevas e-bike de Berria ya están aquí

El Alahilippe de San Remo se consumió en su brillante Tour y nos queda cruzar los dedos para que empiece el año que viene y vuelva a las andadas.

Hemos leído que él quiere seguir apostando al ciclismo de toda la temporada, pero también es cierto que la fama cuesta pero gusta, engancha y doma voluntades, Alaphilippe fue el héroe de Francia durante catorce días.

Eso no se lo da ni San Remo ni a Flecha Valona ni las exhibiciones más inverosímiles…

SQR – GORE
SQR-Gore2

 

Otro que añadir a la lista es Nairo Quintana, un corredor con un palmarés excelso, cuya obsesión por el Tour, a donde va sólo él convencido que puede ganarlo, le ha sacado de otros foros, menos prestigiosos sobre el papel, pero que también llenan al buen aficionado.

Y acabar con Thibaut Pinot, quien dejó la carrera en lágrimas, tiró su bicicleta al rincón de pensar durante tres semanas y no hemos vuelto a ver.

Y le hemos extrañado el Lombardía, y en la Milán-Turín.

Es la realidad, optar al Tour es lo máximo a lo que aspiran, pero también les aparta del ciclismo 7×24 que nos gusta, el solo peaje que implica prepararlo, concentrarse y competir les deja secos a algunos, por eso quizá convenga valorar cosas como las de Egan Bernal, con 22 años, capaz de construir un palmarés que va de febrero al podio de un monumento en octubre.

Eso es oro.

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook

Lo más popular

Categorías

Más en Opinión ciclista

Inicio