El motivo de Contador

0
3
vistas

Habemus lio” podríamos decir, buscando, hurgando el sensacionalismo, como hacen ciertos medios con el vídeo de la bicicleta del Movistar, que si la esconden, que si el sillín, que si llevaba un motorcillo. Estad seguros que Valverde gana desde hace doce años gracias a un puto motorcillo.

Dicho esto, cada vez que se acerca el Mundial en España hierven las sangres de algunos. Javier Mínguez ha dado su preseleccion que incluye a un contendiente claro y conciso para la Vuelta que nos ocupa estos días: Joaquim Rodríguez. Quiero pensar que el líder del Katusha no tendría opciones en Richmond, pues hasta allí se llevan el tinglado mundialista, pero aún y así por galones y responsabilidad Purito creo que debe ir aunque muchos dan por segura la caída de la convocatoria final.

Exactamente igual que hace un año, cuando pensaba que Alberto Contador debía haber estado en Ponferrada. Entonces el madrileño, recién proclamado ganador de la Vuelta a España en Santiago de Compostela, declinó su presencia. El seleccionador Javier Minguez, cuyos modos podrán gustar o no, acaba de reconocer que aquello le sentó como “una patada” sin especificar en qué zona, aunque aventuro que el lugar está entre la boca del estómago y los testículos.

Sobre la ausencia de Contador entonces opinamos. La vimos injustificada en toda regla. Recuerdo incluso en el circuito berciano a Fabio Aru trabajar denodadamente para la selección italiana en lo que podría considerarse una hoja de servicio similar a la que podría haber realizado Contador.

Sin embargo, no nos engañemos, la mejor generación del ciclismo español es una generación de egos enormes, tanto que es difícil casarlos a todos bajo un mismo paraguas. Con Freire se logró consenso comprando voluntades –cosa muy legítima- pero poner a los “tres magníficos” en un barco común tras perrerarse durante tres semanas por España era una ardua labor.

No obstante, con los meses oyes a unos, escuchas a otros, e imaginas  los verdaderos motivos para que Contador no estuviera en Ponferrada y estos entroncan directamente con la “insuficiente” defensa que el ciclista recibió desde instancias deportivas cuando el “caso chuletón”. Es triste pero es así. Las quemaduras de aquello son tan graves que será difícil verle en otro mundial con España, de hecho a Estados Unidos no esta ni “pre” convocado.

Otra cosa son los juegos de Río, donde hay consenso en que son muy duros. Ahí el madrileño quiere ir y cualquiera omite su persona si le va bien en el Tour de Francia. Alguien con personalidad debería recordar que hubo un tiempo que no quiso estar con la selección, en el mundial de casa,  Con todo, lo de siempre, el ciclismo son entretelas, rebotica y reservados. Ahí se produce mucho de lo que después vemos en la pequeña pantalla. Esto siempre ha sido así y siempre será.

Imagen tomada de roadandmud.com

INFO

¿Cómo se monta un piñón fijo?

Publicidad

Deja un comentario