El Movistar de los Schleck

3
46
vistas

Hubo un momento, hace cuatro años, que el padre de los Schleck comentaba, no sé con quien, la estampa que estaba contemplando en los Campos Elíseos. Mientras Cadel Evans lloraba como una magdalena, el progenitor veía con emoción a sus dos hijos a izquierda y derecha del australiano. Como no podía ser de otra manera, Jonnhy Schleck admitía embriaguez emocional, pero su interlocutor le fue explícito: mejor habría sido ver a uno de ellos -a Andy obviamente- primero, y al otro -Frank en su caso- perdido en la general.

Hoy el Tour ha vivido una de las etapas más frustrantes de los últimos años, frustrante porque la vida nos demuestra que no se puede querer todo. No se puede sacar el córner y rematarlo. Este Movistar ha jugado a los Schleck: si podemos tener dos plazas en el podio, aunque sean segunda y tercera, mejor que mejor y eso que ir a ganar el Tour. Sin embargo, eso no fue lo que se habló al principio, allá por Utrech, hace tres semanas.

A Nairo se le dijo el año pasado que se sacrificara, que dejara pasar el Tour, para que Alejandro Valverde fuera podio de una vez por todas en la mejor carrera. Se le programó el Giro y Valverde para el Tour. El colombiano ganó el rosa, pero Alejandro, otra vez, se quedó a las puertas de su objetivo en el Tour. Para la presente temporada los azules tenían clara la consigna: todo a Nairo, pero esas ideas no se están plasmando.

Aunque Nairo era el líder sobre el papel, el sacrificio de Valverde no ha sido obvio para el colombiano y en ocasiones el Movistar ha jugado a la defensiva cuando atacar sin descanso a Froome era la única opción. Se quiere el podio para Valverde, que se lo merece, pero en esa empresa se perjudica a Nairo. No nos parece un buen negocio. En Colombia están que arden contra el murciano y el equipo, no sé si es la mejor publicidad para la telefónica en un mercado tan obvio.

Porque Nairo y Froome son ciclistas cuya curva de rendimiento en una grande es invertida. Eso resultó claro hace dos años. Si la carrera tiene otro final en alto más, Nairo revienta a Froome. Se quedaron a las puertas y por eso el ataque de Nairo -sólo uno y certero- a cinco de meta se nos antoja pequeño para el objetivo que se persigue, que no es otro que ganar el Tour.

En esta trepidante etapa se ha tenido solo a Froome muchaS veces pero no se le remachó. Lástima que en Movistar no exista la casta de Nibali o la clarividencia de Bardet. Otro gallo le habría cantando a Froome, quien ha estado a punto de sentenciar y ganar con un ataque el Tour, todo un Tour de Francia.

Queda Alpe d´ Huez, veremos si cabe el lamento si no se logra el amarillo.

Imagen tomada del FB de Movistar

INFO

Mira los maillots de Movistar en la web de Endura…

1

Publicidad

3 COMENTARIOS

  1. Totalmente de acuerdo. Ningun provecho a su superioridad como equipo. Creep que alguien se acuerda despues de los segundos y terceros? Patetico. Pero siempre lo han sido

  2. […] El año pasado se aburrieron de hacer esperar a la gente, hasta que se despertaron y se dieron cuenta que la carrera se acababa. En la Vuelta el desgaste del Tour les pasó factura, aunque Nairo y Valverde acabaron en el pop ten. El Giro fue un desastre, para qué nos vamos a engañar, donde la calidad de Valverde sacó adelante un podio a pesar de correr en un océano. […]

Deja un comentario