El “muro”, esa acepción tan universalmente deportiva

0
2
vistas

Hace un tiempo en este blog dedicamos una entrada a la relación de palabras habituales en la jerga ciclista y extendidas en otros deportes y actividades. Hablamos de “hacer la goma”, del universalmente aceptado apodo de “Poulidor”, de “tumba abierta”, de “etapa reina”,…

Hoy traemos una acepción muy corriente en el deporte que nos vino a la mente ayer por la noche mientras el Barça estrellaba sus ilusiones y aliento contra la cerca que estableció el Chelsea entorno a su área. La mejor palabra que definió la acción defensiva del equipo sito en el rico barrio londinense fue la de “muro”, un “palabro” muy extendido en el deporte, y en la vida cotidiana al tiempo, con acepciones que de dificultad pero etimología muy diferentes según de qué hablemos.
Así lo de ayer en la semifinal de la Liga de Campeones, esa que no verá la final española, vimos lo que implica hablar de muro en fútbol, ello es diez tíos entre la portería propia y el delantero rival con el único apéndice de un hombre delante y en la nada. Eso fue ayer el Chelsea, equipo reputadamente rico que hizo buena esas acepciones del autobús, tan dignas en los equipos modestos y entrenados por Javier Clemente, dicen.
El muro en atletismo no es visible pero sí sensible. Estos días que el azar nos hace coincidir  algún día con el vigente campeón de España de maratón y olímpico de pleno derecho, Carles Castillejo, podríamos preguntarte qué es el muro en la maratón. Dudo que lo pueda explicar. Un servidor sí lo sabe, y éste habla de tenaza, colapso, machaque,… un supremo momento de debilidad que caprichosamente aparece aunque la leyenda, y teorías, digan que debe hacerlo en el kilómetro 35 en adelante.
La palabra muro en ciclismo puede ser incluso topográfica. Adquiere por tanto sentido empírico. Muro en ciclismo es anotación de aquellas pendientes que prolongan los dos dígitos en cientos de metros. Se dicen habituales en las clásicas cuya página acabamos de pasar, pero aparecen por doquier, como síntoma de madurez, paradigma de modernidad. El ciclismo contemporáneo no puede indagar en aquellas rutas de cabras de su prehistoria, pero sí en las rampas horribles de urbanizaciones, montes aledaños y otros lugares de diferente pedigrí pero común dureza. En ciclismo muro forma parte, como dijimos de la toponimia: Mur de Bretagne, Mur de Huy, Kappelmuur,… incluso el sufijo “berg”, tan neerlandés él, podría traducirse muro.
Pero hay más, en el muro rebota la pelota vasca, en el muro se aplastan glamurosos bólidos de fórmula 1, en el muro se estrellaba Steffi Graf cuando jugaba contra Arantxa,…

Publicidad

Deja un comentario