El no tan idílico paisaje ciclista británico

0
1
vistas

En vísperas de un magno acontecimiento como la salida del Tour de Francia desde el Reino Unido, han surgido los resultados de una encuesta entre usuarios de la bicicleta en la gran isla británica en la que no todo son parabienes y paisajes idílicos para quienes tienen este medio de transporte en su rutina.

La revista Road.cc se hace eco de dicha encuesta, comisionada en la órbita de la BBC que refleja el parecer de 3012 personas por toda la geografía inglesa. Las conclusiones hablan de “apuesta insuficiente” para ajustar la bicicleta en los espacios públicos, díganse carreteras o calles, que queda mucho por hacer y más con la inversión declarada muy lejos por ejemplo de la que se plasma en los Países Bajos, donde parece que reside el paradigma de la bicicleta en una sociedad moderna.

De esas más de tres mil personas encuestadas, más de la mitad cree que las carreteras son peligrosas para ir en bicicleta y sólo un tercio considera que las calles están bien diseñadas para la convivencia de la bicicleta con otros actores de la vida pública. Con todo el 55% cree que no se hace lo suficiente.

Quien fuera ciclista de postín, grandísimo contrarrelojista y campeón olímpico en Barcelona, Chris Boardman concluye que “es obvio que nuestros ciclistas no se sienten seguros y empuja hacia una apuesta transversal que involucre a todos los organismos e incluso empresas, pues lo beneficios sobre la salud y el rendimiento de las personas que van en bicicleta al trabajo quedan patentes en la cuenta de resultados. El sondeo concluye que uno de cada cinco encuestados empezaría a usar la bicicleta inmediatamente si las condiciones mejoraran.

El estudio se presenta, como dijimos, días antes de que arranque el Tour de Francia desde Leeds, al norte de la isla, y viene ideal para ponerlo negro sobre blanco con las muchas muestras gráficas que hablan de una situación idílica de la bicicleta en las islas. Todo es mejorable, e incluso desde España, donde la bicicleta incluso está peor situada que en los márgenes del imperio británico, nos percatamos.

Porque el fin del trayecto son los Países Bajos o la propia Dinamarca, donde miren qué papeleras se disponen a lo largo de los carriles bici. Torcidas en contra del sentido de la marcha, para que encestar sin apearse de la bicicleta no se complicado, realmente, eso sí que es “torcer” las políticas a favor de las dos ruedas.

INFO

¿Por qué llevar un casco deportivo si no es mi estilo?

El diseño de los cascos Closca incorpora fundas intercambiables que se pueden personalizar. Mientras vayamos en bici, no solo iremos seguros, sino que el casco será un complemento más de nuestro estilo personal, totalmente integrado en nuestro look.

CLOSCA

Más información en http://closca.co/