El polígrafo aterriza en el ciclismo

0
4
vistas

El ciclismo tiene una cosa buena, tomémoslo así. Cuando no esperas más, siempre te sorprende, te alimenta el ánimo para que más allá, haya una vuelta de tuerca al surrealismo que rodea este deporte, pero que, permítanme, no es ni más ni menos que el espejo de la realidad que nos rodea.

Hubo un día que un expresidente autonómico entregado a los fastos televisivos con una retórica de héroe de ceniza cogió por el brazo a Alberto Contador y le preguntó: “Alberto, ¿tú te has dopado?”. Obviamente el madrileño respondió negativamente. De sus ojos, predijo que decía la verdad. Luego que el TAS fallara en su contra fue un accidente. Lo mismo que la parte de palmarés de la que fue desposeído.

La turné de Contador proclamando su inocencia tuvo capítulos memorables, pero ninguno como ese protagonizado en magazine de sábado noche por el entonces presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla. Luego dicen que somos el hazmerreír.

Sin embargo un país tenido por serio, como Alemania, hace cosas tenidas por garrulas, que diríamos aquí. Marcel Kittel, el mejor velocista del último Tour, se prodigó en el polígrafo para satisfacción de los medios. La conclusión fue igual de carajillera que la de Revilla: “Va limpio, es fiable, 100% alemán”. Qué absurdo todo, desde la generación de la idea, como su desarrollo, tanto como ese argumento que hace siete años se intentó hacer algo similar, en plena oleada de confesiones de los T Mobile pero que no hubo forma.

Esto es como la profecía autocumplida, se marca el camino, los parámetros y el resuello para que el ciclismo en ese país llamado Alemania recupere un brío que hace diez años era tremendo, justo cuando Jan Ullrich estuvo más cerca de abordar el cetro de Lance Armstrong. Lo han hundido tanto que lo quieren reflotar con chorradas. En fin, el polígrafo, sí, aquella gilipollada que metió Telecinco en su camino hacia la telemierda, ese es el nuevo elemento que entra para escarnio de lo ciclista. Qué pobre todo.

Publicidad

Deja un comentario