El sentido común de la UCI

1
2
vistas

Situémonos. Año 2008. Año olímpico. Pocos días antes del Mundial de pista en Manchester, a Bradley Wiggins le entra un ataque de pánico. El londinense es un manojo de dudas, tiene miedo por no poder cumplir con las perspectivas del Team GB, su familia, las televisiones, su país. Esperan que firme un triple -las dos persecuciones más americana con Cavendish- que le aúpe a la primera línea de favoritos a las carreras de fondo de Pekin.

El psicólogo del velódromo de Manchester le recibe, le sienta y le pone en contexto. Fuera emociones: “Utiliza tu sentido común para darte cuenta de que este miedo no tiene razón de ser”. En efecto, el sentido común es el menos común de los sentidos, por de pronto el que menos se usa, cuando está claro que vale para un roto y para un descosido.

En breve tenemos mundial de ciclocross y deberemos acostumbrarnos a la celeste por antonomasia.

Se ha sabido que la UCI ha sacado tarjeta roja a la nueva camisola del IAM. Al parecer a los publicistas suizos se les ocurrió aprovechar el nombre del equipo (IAM) para situar el apellido de cada uno de los corredores bajo el mismo y redondear un mensaje limpio, claro y oportuno. Vamos lo que viene a ser darle dos hervores a la situación y dejar limpio el camino a un mensaje redondo.

Como cuentan el Ciclo21, y rebuscando por el reglamento, ha salido este párrafo a relucir:

En cualquier caso, las inscripciones publicitarias y su disposición deben ser las mismas para todos los corredores del grupo deportivo en la misma prueba

Es obvio que la decisión tiene aquí su motivo y que, la ley por sabida hay que respetarla, pero sinceramente, el ciclismo no está para estas cosas cuando se debate entre grandes grupos de presión, personajes que creen saberlo todo y un problema no resuelto con el dopaje, miren el Astaná y sus asuntos, tan turbios que el propio Cookson está cuestionado desde medios y parroquia afines. Es como cazar moscas a cañonazos y no creemos que este sea el camino cuando se ha demostrado que enmendar los errores es un éxito, miren el récord de la hora y la cantidad de intentos que surgen, dando incluso opciones a nuevos y originales patrocinios.

Ocurre que cuando alguien que quiere invertir en el ciclismo y le vienen con estas cosas pues como se le quitan las ganas. La UCI ha aplicado el reglamento, cierto, pero los matices existen, y el sentido común también y sinceramente éste es un caso que con mano izquierda se hubiera solventado sin mayor problema y más de un narrador habría agradecido ver bien grande y de forma notoria quien era el IAM que atacaba en cada momento.

Imagen tomada de www.ciclo21.com

 

1 COMENTARIO

Deja un comentario