El sistema como tal invita a matar la cantera

2
3
vistas

De la entrevista de www.vavel.com a Igor González de Galdeano me quedó con este pasaje:

  • Vavel: Para que eso sea posible es necesario que la cantera funcione. Dicen que es un momento delicado para las categorías inferiores del ciclismo vasco.
  • Igor: A mí la mirada no me va a más de 4 años, aunque está claro que cantera cada vez hay menos.

Hace algo más de tres años tuve ocasión de entrevistar para Meta 2Mil al entonces recién nombrado seleccionador de pista. Era Jon Iriberri. Ahora anda en el círculo del Team Movistar, entre otras movidas. El tipo nunca se anduvo por las ramas. Ni siquiera en temas tan sensibles como el trabajo del futuro. Éste fue el extracto:

  • M2M: ¿Cuando hablas de resultados significa no trabajar intensamente con las generaciones del futuro?
  • Jon: “En cierto grado sí. Me gustaría mucho desarrollar programas a largo plazo e incluso ayudar a los jóvenes a entrar a la selección absoluta. En la medida de mis humildes posibilidades lo intentaré, pero un seleccionador tiene el tiempo que tiene y no se le va a valorar por el proyecto tanto como por los resultados”

Siento admitir que veo una dolorosa relación en ambas respuestas. Las inmediateces implican la omisión ejecutiva de la cantera. No culparé a Igor González de Galdeano de esa respuesta. Cualquiera que gire la mirada un poco, sólo un poquito, percibirá que la artesanía está de capa caída. Cuesta mucho, y no sólo dinero, también tiempo que nadie tiene. Igor juega con la misma presión de la UCI que Jon con la que tuvo en vistas a los Juegos de Londres a los que ni siquiera llegó como técnico. El resultado fue plausible.

Sentimos que esto es un serial UCI y no precisamente en positivo, pero es que la realidad diaria nos empuja a comprobar en mano los daños que el ente que lleva por título Unión Ciclista Internacional le está haciendo a su deporte. Esto es un reporte actualizado cada 24 horas. Sea por acción o repercusión la UCI sigue ahondando en su daño. Mientras el sustrato muere de inacción, se pudre, sobretodo en lares, como España, donde el dinero no fluye y los proyectos languidecen.

El modelo anglosajón se nos impone como única alternativa. Chavales que surjan con una perspectiva dentro de su estructura. Con la certidumbre de que creciendo en ella tendrán salida. Euskadi tiene eso a medias. Al menos, los fichajes de Igor garantizan los puntos que a su vez asumen un número máximo de ciclistas donde caben en definitiva más vascos. Sin en embargo por ello cae la calidad de la cantera. ¿No les parece que estamos ante la pescadilla que se muerde la cola?

Publicidad

2 COMENTARIOS

  1. Salvo los aquellos que tienen cualidades innatas, con el resto de ciclistas hay que trabajar mucho desde cadetes y esa labor de cantera no la quiere realizar nadie porque es mucha dedicación a sueldo cero en el 99% de los casos. Y el Sr. González de Galdeano y otros muchos como él no están para eso, sino para proyectos donde se mueve mucho dinero.
    Para que la cantera funcione, los "tropecientos mil euros" que el Gobierno Vasco y las Diputaciones destinan a Euskaltel deberían de destinarse al ciclismo base (Escuelas, cadetes y juniors) y seguramente otro gallo cantaría.

Deja un comentario