El talonario mata el ciclismo

4
17
vistas

El día de la Pierre de Saint Martin, además de noqueados por el golpe de Chris Froome y el poder exhibido, muchos pusieron el grito en el cielo por el gran dominio y prestancia de sus compañeros del Team Sky. “Estos llevan mandanga de la buena” vinieron a convenir muchos, así, a la ligera, con ese desdén que tienen los juicios ajenos, como si en ciclismo todo surgiese por un chute o una pastillita a tiempo.

En este caso, en el de los chicos de negro hay más, y tiene que ver con el dinero que se manejan en ciertas estructuras. Dicho en plata, en el Team Sky fichan a placer, a capricho, lo mejor de cada casa, sin reparar en gastos y concentrando tal nivel de talento que resulta muy complicado que alguien les pueda sorprender.

Sólo así se puede entender que en un momento cumbre como Alpe d´ Huez a Chris Froome, mientras otros equipos se derrengaban, le quedaban dos gregarios como Wouter Poels y Richie Porte para salvarle de los continuos ataques de Nairo Quintana. Sí, el Sky, al margen de los citados tenía a Roche, a Geraint, a Konig,… y además dejó un buen grupo en casa, entre otros a Nieve y Kiryenka.

Sobre el papel el Team Sky tenía seis ciclistas potencialmente top ten en su nueve. Visto así es sencillamente impresentable, exactamente igual que los equipamos que tuvieron los Astana en el Giro o el Etixx en las clásicas.

Y ahí es donde veo el gran mal del ciclismo, en la desigualdad patente. Porque aunque muchos me digan que clases siempre hubo, esta vez las diferencias son tan grandes, tan obvias, que hay equipos que con sólo mantener dorsales en carrera se dan por satisfechos ante el rodillo de los grandes.

¿Por qué no se imponen equipos de menos corredores? porque los mismos que fichan a discreción quieren un buen número de caballos ganadores para atar bien la carrera a costa de arrruinar el espectáculo. Luego esos mismos equipos cuando se reúnen en engendros como Velon, se preguntan por qué el Giro de Lombardía es un jodido tostón.

Mirad por ejemplo lo que pasa en España. Siendo el único WT, Movistar se lo lleva todo, como por otro lado es lógico, pero cualquier carrera en el ámbito doméstico es un monólogo azul, sólo interrumpido por los respondones del Caja Rural. Esto es lamentablemente así e impide que veamos el espectáculo que queremos ver cada vez que nos ponemos delante de la televisión.

Greg Lemond ganó un Tour solo, sin gregarios. Perico tuvo un buen equipo que le dejaba solo con sus rivales en el momento clave. Con Miguel Indurain se tuvo que tirar de maletín…

Pero eso de fichar como gregario un ciclista que podría liderar el equipo de tu rival no tendría que estar permitido o al menos se tendría que encontrar la fórmula de evitarlo o desincentivarlo. Lance Armstrong le hizo mucho daño a este deporte, y entre otras cosas, legó este apego al talonario.

4 COMENTARIOS

  1. Tristemente es así en el ciclismo masculino y lamentablemente está sucediendo también en el ciclismo femenino pero aquí no es “que el talonario mate al ciclismo” sino lo que es peor, impide que crezca (al menos en España).

  2. Saludos, Joan, un gusto seguirte en el día a día con tus comentarios. Traigo una opinión a discusión: creo que el primero en fichar por talonario, y con ello inflando el mercado, no fue Armstrong, por mucho que se le vea como el epítome de todo lo malo que tiene el deporte a nivel profesional, sino Bernard Tapie y su La Vie Claire. Guimard decía que el tipo pagaba demasiado y hacía crecer al ciclista en un entorno -para él- inapropiado. Por cierto, ¿qué corredor rompió la barrera del millón de dólares cuando firmó con Tapie? Fue LeMond, no se olvide. Y ahí lo dejo. Un saludo cordial.

    • eso es cierto. En el TdF de 1986 hicieron primero, segundo y cuarto pero la costumbre la hizo sostenible en el tiempo de Armstrong que tuvo gregarios como Savoldelli,Heras, Azxevedo o Landis

  3. Hola Ivan, estoy de acuerdo en que el sky maneja un presupuesto escandaloso, pero no es lo unico que les diferencia. A mi lo que me mosquea es que la mayoria de corredores que fichan dan un salto de calidad sorprendente nada más ponerse el mailot negro. Como ejemplo el mismísimo Froome, que no era nadie antes de entrar en el sky.

Deja un comentario