Elefantes que sí cazan moscas

4
4
vistas

Los albores de la temporada que nos ocupa vuelven a dejar claro que el sesteo de buena parte de las figuras de este deporte en las primeras competiciones  fue una leyenda. No podría ser de otra manera, se podría pensar. Pero es bien cierto que hubo un tiempo en que las grandes vedettes  no aparecían hasta que sus objetivos tomaran forma en el horizonte más cercano.

Primera carrera, primer triunfo
Este 2012, como el pasado, está siendo prolífico para los primeros espadas. Como si de un combate en el que quien golpea primero vale doble, las primeras carreras del ejercicio han dejado ya un buen reguero de ganadores de caché, iluminando de prestigio el otrora trámite que fue el inicio de campaña.
Si tomamos San Luis como primera estación de notabilidad de 2012, Levi Leipheimer ya dio la clave de porqué el Omega Pharma está siendo la sensación de este arranque de temporada. El  estadounidense ganó en la mitad sur de su continente en una prueba que tuvo a Alberto Contador como efímero protagonista, pues sus dos etapas no acabarán en su casillero. Al tiempo los compañeros de Levi también dieron señales de forma. Quedaron los éxitos de Francesco Chicci y sobretodo Tom Boonen, muy fino y consistente en vísperas de su “temporada alta” y como siempre comprometido con Qatar, donde rara vez falla. Y es que en el estado árabe fueron varios de perfil alto los que abrieron su palmarés, hete aquí al campeón del mundo, Mark Cavendish, y tiernos velocistas como el francés Arnaud Demare, de quien dimos cuenta aquí hace tiempo. Incluso hubo opción de degustar nuevamente las mieles de la clase de Thomas Dekker, corredorazo de complejo historial que ha encontrado perdón, oh sorpresa, en el Garmin.
Los inicios de la temporada francesa también han tenido nombres de peso en nuestro querido país vecino. Ahí quedaron la etapa de Pierre Rolland y la general final de Jerôme Coppel en Bessèges. Los italianos han afinado el tipo ganando. A pesar de las bromas en torno al Liquigas en Omán, Vincenzo Nibali se adjudicó la etapa reina en la prueba asiática donde también mojaron reyes de la velocidad como André Greipel y Marcel Kittel, sin obviar al niño prodigio Peter Sagan. Su compañero Elia Viviani, uno de los que promete ser “prota” del año con los JJOO, abrió cuenta en Reggio Calabria. Mientras en el sur luso, en el Algarve, hizo su agosto el temible Sky con Boasson Hagen, Richie Porte y Brad Wiggins, ya entonado en la lucha individual versus el reloj. Algo antes la campaña se abrió el Down Under y aquí nada menos que Oscar Freire y Alejandro Valverde sumaron lo que André Greipel se llevó por duplicado.
Con todo, con sólo cuatro semanas de competición, y el pelotón desparramado por cinco continentes, la conclusión arroja un buen número de estrellas que lleva camino hecho y esto no va en detrimento de futuros rendimientos, como en un día se dijo. Salvo deshonrosas excepciones, la temporada para muchos dura cada vez más y ello lo decimos en capilla de primavera. 
Sigue en marcha la encuesta sobre qué corredor os enganchó a este deporte. Avanti. 

Publicidad

4 COMENTARIOS

Deja un comentario