En bicicleta por Gandía

0
15
vistas

Gandía y sus alrededores constituyen un destino eminentemente turístico, con picos importantes de visitantes en verano,  principalmente  del interior de la península. Gracias a sus más de 20 hoteles diseminados por la primera línea de mar en su mayoría, se disfruta de un ambiente típicamente  playero, con gran cantidad de oferta complementaria, desde restaurantes a discotecas, cercana a una larga y amplia playa que roza los siete kilómetros.

Con los años muchos de esos servicios que antes eran estacionales, en verano principalmente, se empiezan a disfrutar fuera de temporada gracias a la mayor cantidad de gente que últimamente visita la zona, ya sea por el  turismo clásico o por el cada vez más incipiente turismo deportivo.

En este último aspecto, la zona tiene grandes posibilidades de expansión en deportes como el ciclismo y triatlón, gracias a una extensa red de carreteras, las más cercanas a nivel de mar llanas y perfectas para rodar. En pocos kilómetros en dirección oeste, hacia el interior, tenemos puertos de montaña que, sin ser muy elevados, ofrecen pronunciadas pendientes. En cuanto a la carrera a pie, los largos kilómetros de playa y de paseo marítimo invitan a correr, igual que la natación en mar abierto..

Centrándonos en el ciclismo, empezamos hablando de BTT que por el tipo de terreno pedregoso y quizá ofrece menos posibilidades, aunque cerca del mar los caminos entre campos están muy bien y hacia el interior se pueden encontrar algunos senderos y caminos mas específicos.

No es el caso del ciclismo de carretera que aquí tiene un escenario ideal para practicarlo. Ya de inicio vemos una gran cantidad de grupos ciclistas que circulan  en todas las direcciones, principalmente durante el fin de semana.

La gran cantidad de carreteras de diferentes niveles motiva especialmente a disfrutar de este tipo de bicicleta, pudiendo realizar distancias muy considerables, con perfiles relativamente asequibles que en poco tiempo nos lleva por pequeños pueblos de interior con poco tráfico. Los paisajes son fenomenales, también la variedad de perfiles que podemos encontrar, si bien echamos en falta una mayor claridad en las señalizaciones ante la variedad de carreteras que hay. Este hecho acentúa la necesidad de disponer de diferentes formatos de calidad para la elaboración de rutas.

Tal como comentado anteriormente, al ser un lugar muy turístico, las mejores épocas para rodar son los meses que quedan fuera de la temporada de verano, pudiendo extenderse incluso a épocas de invierno gracias a un clima mediterráneo, relativamente cálido y con una climatología muy benévola.

4

Hotel & Spa Bayren

Nosotros pudimos estar en el RH Bayren Spa & Hotel, uno de los más antiguos de la zona aunque restaurado totalmente no hace mucho, con habitaciones amplias y cómodas, numerosos salones para reuniones, espacio de solárium terraza en el ático, restaurante con buffet libre, zona de spa y masajes, una amplia zona de terraza con piscina exterior y actividades para cualquier edad guiadas por un grupo de animadores que también pueden ayudar en las salidas de bicicleta o en el uso del gimnasio.

El hotel además tiene un servicio de masajes  y una amplia zona de aguas, con dos piscinas con salidas de agua, sauna seca y húmeda y  duchas con diferentes salidas de agua.

En nuestra visita apreciamos la clara vocación de servicio, con una capacidad de adaptación a las necesidades de cada huésped o grupo.  Cualquier necesidad de un deportista puede tener solución, incluidas las peticiones de equipos profesionales, con espacios para almacenar material y lavar las bicicletas, realizar reuniones, presentaciones, parking de vehículos y lugar de alimentación especifica, en ese sentido destacar el amplio buffet donde elegir así como la posibilidad de adaptar el menú para grupos específicos.

6

Con respecto a la zona especifica de bicicletas, disponen de un parking con ganchos y cerradura, potro y herramientas básicas, un dossier con las rutas disponibles y una gran zona de limpieza con agua a presión.

La situación del hotel, en primera línea de mar, implica una buena zona llana de salida y de entrenamiento -celebran un Triathlon de nivel Ironman- con poca densidad de tráfico en épocas de temporada baja, puesto que en temporada alta la gran densidad de hoteles y zonas de apartamentos amplifica en gran medida la cantidad de vehículos.

Deja un comentario