¿En qué se ha equivocado Matxin?

0
2
vistas

Hace pocos días Joxean Fernández, Matxin, respondía vía twitter a un servidor con un tácito “parece que te molesta!!!”. Dicha respuesta surgió de un retweet firmado por quien esto escribe que decía textualmente: “Seguimos RT Hasta el último día que me sea posible NO ME RINDO, lo he dicho y lo diré, las veces que haga falta……!!!!!!!”. Dicho cruce tuvo lugar el 15 de diciembre.
Ese “seguimos” fue el motor de uno de tantos encuentros que vuelan por la red del twiteo y ahí quedó la cosa. La intención de tal afirmación por mi parte no era otra que manifestar una sensación de incredulidad ante tal insistencia en sacar un equipo con los todos plazos expirados, exprimiendo al límite una situación muy adversa tanto en lo económico como en lo publicitario, algo que sé de muy buena tinta. Alegando que la UCI abrió la mano en los plazos, creo que hemos interpretado mal la situación. Hoy proyectos gestados con paciencia y fuego lento se van al garete, cuanto si más con las prisas que al parecer no estaba dispuesto a asumir el gobierno venezolano ante la intentona exprés de la pareja Matxin- Gianetti.

No cabe duda que su fracaso es el de todos. En una pequeña y alícuota proporción de todos los que nos sentimos miembros de tal tinglado lamentamos que no siga el equipo. La salida de Geox es parte culpable notoria del censo de cuarenta parados que registra el ciclismo español a día de hoy con la vista puesta en 2012. A 23 de diciembre Juanjo Cobo, David de la Fuente, Arkairz Duran, David Blanco y David Gutiérrez son algunos de los miembros del extinto bloque que carecen de contrato para colgarse un dorsal el año que viene.
Obviamente cada caso es diferente, trato aparte merece el ganador de la Vuelta quien tiene las puertas de Movistar abiertas, vía ampliación de presupuesto asumió Unzue. Luego están corredores de la experiencia de los tres “Davides”, uno de ellos idolatrado en un país sumido en profunda crisis como Portugal, nos referimos a Blanco, y el otro, De la Fuente, ciclista de enorme bagaje, hoja de servicio impecable y momentos de incondicionalidad total como el mostrado en La Farrapona. Arkaitz tampoco lo tiene sencillo, su precocidad en la entrada del pelotón, pasó de juveniles directamente, es una buena tarjeta de presentación, sus progresos también, pero…
Arrojada la toalla, y habiendo perdido la cuenta de empresas a cuya puerta llamó, yo le creo, Matxin dice que la clave es sacar de atolladero a estos ciclistas que apostaron ciegamente en un proyecto que les puede significar un lastre en sus respectivas carreras, cuando no un punto y final. ¿Es lícito pedirle a un corredor paciencia hasta tal extremo?, todo es opinable, pero otros muchos abandonaron el barco mucho antes sin esperar a que las vetas se convirtieran en irreparables coladeros.
La denodada lucha de Matxin por sacar adelante el proyecto no esconde claroscuros. Sinceramente se le reconoce valor, hasta Ana Rosa estuvo metida en harina, quizá no midieron que su programa la gente con firma en empresas no suele estar entre sus preferencias. La salida tan repentina de una firma de la grandeza de Geox no acabó de estar muy argumentada por ninguna de las partes. Ni desde el patrocinador ni patrocinado. Lo que surgió como proyecto para varios años se acabó en el primero y punto, tras ganar una Vuelta y cuajar una temporada más bien discreta, donde la no invitación del Tour creo que finalmente pesó en exceso.
El futuro para el mentor de todo esto pasa por 2013, se reinventará tras tantos y tantos avatares desde que diera el paso al frente con Saunier y aquello tampoco acabara de la mejor manera. El avenir inmediatode los ciclistas quedados en la estacada inquieta, lo suyo es más grave y urgente. En una progresiva degeneración de la masa salarial del colectivo, aquí hay varias piezas de lujo a precio de saldo, y mientras más días pasen mejor. Esa es la tragedia, eso es lo que más lamentamos.
Si ha gustado o no, aquí puedes expresarlo. 

Deja un comentario