Connect with us

El eterno encanto del ciclismo antiguo y sucio

Cicismo antiguo Strade Bianche en JoanSeguidor

Mundo Bicicleta

El eterno encanto del ciclismo antiguo y sucio

El eterno encanto del ciclismo antiguo y sucio

Tiempo de lectura:2 Minutos

Pocas cosas evocan tanto como las imágenes que recuerdan el ciclismo antiguo

El fin de semana ha sido prolífico en imágenes propias de otro tiempo, propias de ciclismo antiguo.

Como si de un día de la marmota se tratara, la Strade Bianche puso la guinda a ese reguero de imágenes que corren como pólvora por perfiles y cuentas.

Imágenes de Van Aert y Bardet irreconocibles, la de Alejandro Valverde moldeado en barro, pero también las de Rémi Cavanna en el Oeste de Flandes, o las de la París-Niza, con ciclistas mojados y sucios llegando a una meta adoquinada.

Remi Cavagna- Ciclismo antiguo JoanSeguidor

© Quick-Step Floors Cycling Team – © Nico Vereecken/PhotoNews

La Strade Bianche supo que prolongar su Eroica al profesionalismo iba a causar furor.

Lo ha hecho, ha hecho del ciclismo antiguo y sucio modernidad, sello y marca.

Ha alofrado el sentimiento de muchos ciclistas que no se identifican con la perfección del GPS ni la precisión del arco de meta.

Ciclistas que sencillamente quieren rodar, no comerse cunetas en cicloturistas que son de todo menos cicloturistas.

El moderno éxito del ciclismo antiguo, también llamado vintage

La foto del negocio de la bicicleta, por Santa Fixie

Nos preguntamos hace un tiempo por las marchas vintage y su atractivo…

En definitiva gustan, enamoran y atraen porque no se alimentan de geles, ni de técnica, ni de lo último en SRM, ni de vatios…

Son marchas que permiten llenarte el cesto de cultura, que en el caso del ciclismo, y del ciclismo antiguo, es sapiencia ancestral y diagonal.

Porque la cultura del ciclismo habla de ciclistas, de carreras, pero también de pueblos, de paisajes, de puertos hechos en la época del imperio austrohúngaro, de teatros naturales, de carreteras, de rutas trazadas por los ingenieros de Napoleón, de minas, de campos de Flandes, de tierras lejanas y cercanas, de ciclismo entre viñedos…

El ciclismo antiguo y sucio no es una moda, es la esencia propia de este deporte, que si sobrevive será con esta marca.

La lejanía de las estrellas

Se quejan algunas figuras, hoy en la picota, de que el ciclista medio vive muy al margen del público, de su público, que se esconde en confortables camiones y buses equipados a full y no baja más que para firmar y presentarse en la salida.

Queremos añoramos, esas mañanas entre Iñaki Gastón, Marino, Etxabe, Anselmo Fuerte… con los pies estirados por encima de la ventanilla, que interrumpían la charla para complacer al niño que los veía como dioses de marfil.

No es tan complicado, sabemos que incluso con el ciclismo que evoluciona y se vierte a las redes y a los mil focos, es posible, mantener ese halo.

Porque en el fondo cuando un puñado de ciclistas con rastrales y cables a la vista por sus máquinas de acero se reúnen en torno a la Strade Bianche y notan temblar su alma, piden eso, nada más que eso, que ese ciclismo antiguo y sucio siga con vida, por muchos años.

Imagen tomada de FB de Strade Bianche

INFO

Toda la ropa del Burgos BH en la tienda de Maglia Sport

Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-1-TOT
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Mundo Bicicleta

Inicio