Erviti y su amor a las piedras

2
15
vistas

¿Es Imanol Erviti un clasicómano? Esa es la gran pregunta que muchos aficionados al ciclismo se hacen después de sus actuaciones en el Tour de Flandes y la París-Roubaix, donde ha conseguido dos ‘top-ten’ que lo han convertido, de golpe, casi inesperadamente, en un referente para las piedras de la próxima temporada.

¿Puede ser Erviti un referente para unas carreras que casi nunca han entusiasmado a los corredores españoles salvo unas pocas excepciones (Juan Antonio Flecha, Pedro Horrillo y Pello Ruiz Cabestany)? Imanol tiene 32 años y, lógicamente, está en la madurez ciclista. Siempre ha sido un corredor fiel aunque formado en la escuadra de Eusebio Unzué –en sus inicios también con José Miguel Echávarri- en el oficio de gregario. Quizás sea el ciclista que mejor ha protegido a Alejandro Valverde en las etapas llanas, tanto del Tour como de la Vuelta. Tal es la confianza de Valverde hacia Erviti que el murciano no contempla afrontar una gran ronda sin tenerlo a su lado.

Erviti nunca le ha fallado, como tampoco a Nairo Quintana, con quien ahora debe repartir sus funciones como gregario. Pero es a la vez una alternativa para un equipo que, gracias a él, puede comenzar a entusiasmarse con las piedras francesas y belgas.

Imanol es el último navarro en un equipo navarro, porque navarro es Unzué como también lo es Echávarri. Erviti es el último descendiente de una estirpe de corredores que crecieron a la estela de Miguel Induráin y en lo físico el que más se le parece: alto y fuerte, tal cual era el pentacampeón de Villava en sus años de gloria, ahora principalmente dirigido por dos paisanos, José Luis Arrieta y Chente García Acosta, que también fueron compañeros suyos.

Erviti jamás se planteó las clásicas del norte como una asignatura que le obligaba a estar entre los grandes especialistas encabezados por Peter Sagan y Fabian Cancellara. Él fue por libre, casi a divertirse en un terreno prácticamente imposible para disfrutar, como hizo en el 2008 cuando ganó, camuflado en una fuga, en Las Rozas, su primera etapa de la Vuelta. Y como volvió a repetir en el 2010, el día en el que el Rat Penat se presentó ante la sociedad de la ronda española.

¿Estamos ante un clasicómano? Ni él lo sabe. Ni su equipo se lo plantea. Atrás, sin embargo, ha quedado olvidada la época en la que ser alineado para la Roubaix e incluso para Flandes era un castigo. Solo iban aquellos que no habían rendido. Ahora se busca la sorpresa con Erviti mientras se lleva a jóvenes como Dayer Quintana y Juanjo Lobato y hasta se piensa en Marc Soler para que vayan familiarizándose con un terreno, con unos adoquines, que ya no son una lacra, sino una llamada a la gloria.

Si algún día sale un clasicómano del ‘pavés’ al sur de los Pirineos seguramente será formado con los profesores de la antigua escuela navarra, porque por aquí han pasado todos o casi todos los que han tenido algo que contar en este deporte si exceptuamos a Alberto Contador, en grandes vueltas, a Óscar Freire, en las clásicas y a Samuel Sánchez en diferentes terrenos.

De momento, y esta es la marca, el estilo de Erviti, su grado para triunfar, solo piensa en regresar a su oficio, que no es otro que el de gregario, el de ayudar ahora a su amigo Valverde a repetir victoria en la Flecha Valona y la Lieja-Bastoña-Lieja, las dos clásicas; esas, sí, las dos carreras de un día de las que se enamoraron Echávarri y Unzué. Primero trataron de cautivar a Pedro Delgado, casi lo lograron con Induráin, pero hasta que llegó Valverde el sueño no se hizo realidad. “¿Esto es más grande que ganar la Vuelta a Murcia, verdad?”, fue la primera frase, a modo de pregunta, que le dijo Valverde a Echávarri al bajar del podio tras imponerse en su primera Lieja.

Por Sergi López-Egea 

2 COMENTARIOS

  1. Gran parte de este éxito de Imanol Erbiti, son sus directores JL Agrieta y Chente. Que están apostando x el. Si fuera por E. Unzue, Imanol seguiría subiendo botellines y guardando los chubasqueros de sus jefes de filas

  2. De hecho Imanol Erviti ha conseguido lo que no han conseguido ni Poblet ni Flecha ni ningún español. Acabar en el TopTen de Flandes y Roubaix en la misma temporada

Deja un comentario